La misa se celebró en el Palacio de Recreación y  Deportes. (semisquare-x3)
La misa se celebró en el Palacio de Recreación y Deportes. (Juan Luis Martínez)

Mayagüez - La confirmación de que el testimonio de vida de la reportera Keylla Hernández trascendió más allá de la pantalla chica es lo que cientos de amigos, familiares y ciudadanos destacaron esta mañana durante el inicio del velatorio de la periodista en el Palacio de los Deportes en Mayagüez, pueblo natal de la periodista.

Las exequias de la reportera ancla de Noticentro al Amanecer, quien falleció el 31 de diciembre en el hospital Auxilio Mutuo, iniciaron pasadas las 10:00 a.m. con una misa oficiada por el padre Luis Mojica y cuya homilía fue realizada por el amigo de Keylla, el padre Milton Rivera, quien la acompañó con palabras de aliento y fe durante su proceso de enfrentar un cáncer de pulmón con metástasis.   

Padre Milton destacó cómo el testimonio de vida, lucha y fe de la periodista transformó la vida de cientos de personas que conocieron la gracia divina de Dios, gracias a las acciones y devoción cristiana de la madre de dos hijos: Kevin, de 18 años, y Gustavo, 13 años.

“Keylla nos dio una bofetada de fe de lo que vivió. Su testimonio ha transcendido y hasta el último día supo que Dios puede hacer milagros. Diariamente decía que estaba viviendo su milagro”, sostuvo el sacerdote que trabajó con ella en el Canal 13.

Mientras padre Milton ofrecía la homilía, el viudo, Robin Rodríguez, los dos hijos y a los padres de la telerreportera, Miriam Ramos y William Hernández, escuchaban atentos, serenos y en completa fortaleza las palabras del sacerdote que muy bien describió la creencia católica que profesó la periodista a lo largo de su vida.

La llegada del féretro al recinto deportivo sirvió para que la familia, liberaran unas palomas como simbolismo de paz. Acto seguido, los familiares tuvieron su espacio a solas previo a la apertura del velatorio público.

Uno de los momentos emotivos de la misa fue la lectura del hijo mayor de la reportera, Kevin y la integración de la madre de Keylla a la ceremonia religiosa.

El féretro de la reportera, por petición de la familia, estuvo abierto. Dos hermosos arreglos de rosas blancas fueron ubicados en los laterales del ataúd en madera, cuyo interior es blanco.  Una pantalla cerca del féretro proyecta imágenes de los momentos de felicidad de la periodista del canal Wapa TV.  La mayoría de las fotos presentan su trabajo por décadas en la televisión. Al otro lado del féretro, una pintura con su rostro recuerda la memorable sonrisa que transmitió por más de diez años en Noticentro al amanecer.  

Como era de esperarse, en la despedida de una de las figuras más queridas de la televisión desde temprano decenas de personas esperaron en las afueras del recinto deportivo para darle el último adiós. Los asistentes abarrotaron el primer piso y parte del segundo piso del coliseo.

Entre los asistentes figuró el alcalde Mayagüez, José Guillermo Rodríguez; el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el productor Sushine Logroño y el compañero de labores de la reportera Otto Oppenheimer.

“Miro esa pintura que recoge su sonrisa. Keylla Hernández nos deja un gran legado. Transmitía respeto, profesionalismo y una gran calidad humana. Todos coincidimos que nos hemos encontrado con una gran persona. Siempre la recordaremos con esa gran sonrisa”, indicó Rivera Marín, durante el protocolo.  

Durante el transcurso del velorio, se esperan que varias figuras públicas se unan a las diferentes guardias de honor que se realizarán hasta las 6:00 p.m. durante el primer día del velorio de pueblo. El cuerpo de la periodista se trasladará mañana a la funeraria Puerto Rico Memorial en San Juan.


💬Ver 0 comentarios