El gobernador de Florida, Rick Scott (horizontal-x3)
El gobernador de Florida, Rick Scott. (EFE)

El gobernador de Florida, Rick Scott, pidió al gobierno federal el envío urgente de fondos para reparar de una vez el dique de contención del lago Okeechobee y evitar así la presencia de algas tóxicas en ríos, estuarios y canales del estado.

En una reunión con funcionarios de la Casa Blanca, Scott alertó sobre la "importancia de proveer rápidamente una financiación completa" para la reparación del dique Herbert Hoover y aprobar el proyecto de una reserva para almacenamiento de las aguas sobrantes.

"Tras décadas de inacción del Congreso de EE.UU., nuestras comunidades y familias afrontan este problema una vez más y se merecen unas aguas limpias", resaltó hoy Scott, para agregar que el "objetivo es limitar el daño causado por el agua liberada del lago Okeechobee por el gobierno federal".

El estado de Florida vive una crisis medioambiental desde hace años por la periódica liberación de agua del lago Okeechobbee hacia el este y oeste del estado, lo que afecta y contamina el río Caloosahtachee y los estuarios del St. Lucie y el lago de Indian River.

Desde que el Cuerpo de Ingenieros militares comenzara este año de nuevo a soltar agua del lago, las autoridades medioambientales han tenido que hacer frente a informes sobre la proliferación de algas verdes tóxicas en ríos y lagos.

Las autoridades federales intentan, con estas medidas, evitar una posible rotura del dique o el desbordamiento del agua.

"Desafortunadamente, el gobierno federal ha contado con décadas para arreglar el dique del lago, pero no lo han hecho", advirtió recientemente el gobernador de Florida.

De hecho, Scott tuvo que ordenar a las autoridades de protección del medio ambiente el desvío del flujo de agua del lago Okeechobee hacia el sur, en un intento por frenar la presencia de algas tóxicas en ríos y estuarios.

En 2016 Scott tuvo que declarar el estado de emergencia en cuatro condados debido al brote de algas verdes tóxicas, destructoras del frágil ecosistema de los estuarios ocasionado por las descargas del lago Okeechobee, el mayor de agua dulce del estado.

Y en 2017, con el fin de combatir la proliferación de algas tóxicas, el gobernador firmó una ley para agilizar la construcción de un embalse denominado Área Agrícola de los Everglades (EAA), destinado a almacenar el agua procedente del lago.

La importancia de la construcción de esta reserva radica en que servirá para "maximizar la reducción" de las descargas masivas de agua del lago Okeechobee hacia los estuarios de St. Lucie y Caloosahatchee, en la denominada "Costa del Tesoro"(sureste del estado).

Dicho vertido ha generado la proliferación de algas tóxicas, que han causado daño medioambiental y económico en amplias zonas costeras.


💬Ver 0 comentarios