Summer Ranaldson se cubre con una sombrilla mientras camina hacia su carro en Mobile, Alabama. (AP) (semisquare-x3)
Summer Ranaldson se cubre con una sombrilla mientras camina hacia su carro en Mobile, Alabama. (AP)

Gulfport, Mississippi - Un niño murió por la caída de un árbol sobre una casa rodante en Florida el martes en la noche, luego de que lo que fuera la tormenta tropical Gordon tocara tierra al oeste de la frontera entre Alabama y Mississippi.

Los agentes respondieron a un aviso sobre un árbol caído en Pensacola y descubrieron el deceso del menor, del que no se revelaron ni su identidad ni su edad, dijo la policía del condado de Escambia en su página de Facebook. Por el momento no se reportaron más heridos.

Just before 9:00 p.m. ECSO Deputies responded to the 4000-block of West Bobe Street after receiving a call that a tree...

Posted by Escambia County Sheriff's Office on Tuesday, September 4, 2018

Gordon, que tocó tierra alrededor de las 10:00 p.m. (11:00 p.m. hora Puerto Rico), se debilitó esta mañana y pasó a convertirse en depresión tropical, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

A las 8:00 p.m., hora Puerto Rico, el sistema bajó la velocidad de sus vientos a 35 millas por hora. 

El informe meteorológico detalla que el sistema se encuentra en la latitud 32 grados norte y la longitud 89.9 grados oeste, a 25 millas de Jackson, Mississippi. Se mueve a 14 millas por hora y tiene una presión de 1,005 milibares.

Gordon llegó a fortalecerse mientras se acercaba a la costa central del Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de 70 millas por hora. No llegó a alcanzar categoría de huracán, como se preveía.

Los efectos de Gordon

Más de 27,000 clientes estaban sin electricidad el martes en la noche cuando Gordon comenzó a avanzar tierra adentro. Los apagones se produjeron en su mayoría en la costa de Alabama y en el extremo oriental del Panhandle de Florida, cerca de Pensacola, con unos pocos cientos de casos en el sureste de Mississippi. El número de afectados por los cortes aumentó rápidamente tras la caída de la noche y la llegada de Gordon.

Por otra parte, el Servicio Nacional de Meteorología emitió varias alertas por tornados en el sur de Alabama y en el Panhandle de Florida luego de que el radar indicó posibles fenómenos asociados con la tormenta. Por el momento no se reportaron daños.

Una de las zonas más afectadas hasta el momento fue el aeropuerto internacional de Pensacola, donde cayeron más de cuatro pulgadas de lluvia.

El cielo se tornó rápidamente gris cuando la tormenta se aproximó a la ciudad portuaria de Mobile. Había sillas de metal encadenadas sobre mesas en el exterior de un restaurante en lo que normalmente es una concurrida zona de ocio, y un músico callejero tocaba enuna acera vacía justo antes de que comenzara a llover.

El Centro Nacional de Huracanes pronosticó marejadas "peligrosas" de tres a cinco pies en algunas regiones de la costa central del Golfo.

Otro peligro son las inundaciones, ya que se pronostican hasta ocho pulgadas de lluvia en partes de los estados del Golfo hasta el jueves en la noche, a medida que el sistema tropical se desplace hacia Arkansas.

El último huracán que tocó tierra en Estados Unidos fue Nate, en octubre del año pasado, en Biloxi, Mississippi.

Los gobernadores de Alabama, Mississippi y Luisiana declararon el estado de emergencia para poder movilizar rápidamente recursos y a efectivos de la Guardia Nacional para tareas de rescate durante y después de la tormenta. En Mississippi se cerraron una docena de casinos en la costa y los trabajadores de al menos 54 plataformas de producción de petróleo y gas fueron evacuados.

Gordon, que se formó el lunes por la mañana cerca de los Cayos de Florida, no es la única tormenta en el radar de los meteorólogos. El huracán Florence está a menos de 2,400 millas de Estados Unidos, mientras que ante la costa de África podría formarse otros dos sistemas que avanzarían hacia el oeste. Se trata de una onda tropical con 90% de posibilidad de desarrollo ciclónico en los próximos cinco días y otra onda con un 30% en los próximos cinco días.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que es demasiado pronto para saber si estos sistemas tendrán consecuencias en tierra.


💬Ver 0 comentarios