Vista general del Negociado de Ciencias Forense. (GFR Media) (horizontal-x3)
Vista general del Negociado de Ciencias Forense. (GFR Media)

El director de patología del Negociado de Ciencias Forenses, el doctor Carlos Chavez Arias, reconoció hoy que la agencia se demora una semana en entregar los cadáveres a los familiares. Más, sin embargo, rechazó la principal denuncia que se ha hecho pública en los pasados días referente al hedor que supuestamente se percibe en los predios de la agencia, ubicada en el complejo del Centro Médico de Río Piedras.

Las declaraciones las emitió a un día de que las constantes denuncias que se han hecho contra el Negociado culminasen con la llegada de inspectores de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, en inglés) a inspeccionar la instalación. Trascendió que la agencia también recibió la visita de Salud Ambiental.

En entrevista radial (WKAQ 580 – Univision Radio), el galeno rechazó las denuncias.

No ha habido quejas de los vecinos. Inclusive, hay negocios fuera del Instituto, cerca, a medio bloque, que venden en la calle, (y) no se han quejado. Mucha gente le va a comprar y no se han quejado. No tenemos conocimiento en ese aspecto de que alguien personalmente de los vecinos venga a hacer una querella de que les dé el mal olor”, afirmó el funcionario.

Reconoció que “los muertos definitivamente cuando están en descomposición huelen, pero que alcance un olor así que alcance al vecindario, tendría que ser que estén al intemperie o que definitivamente algo esté fallando en los procesos, lo que no está ocurriendo”.

El resultado de la visita de OSHA no se conocerá de inmediato. El portavoz del Departamento del Trabajo, Elliot Rivera, indicó a endi.com que tienen que verificar si las normas federales le permitirían hacer público el informe. Pero, aún si se diera a conocer, aclaró que “eso tarda” en estar listo, pues les falta hacer más indagaciones sobre las denuncias realizadas por la unión y los vecinos.

No obstante, Chavez Arias alegó que no salieron mal con la visita sorpresa que recibieron en la tarde de ayer.

“Nosotros ya hemos sido supervisado por OSHA y no ha encontrado ninguna anormalidad en ese aspecto”, señaló.

Según las denuncias, el mal olor sale de cuatro vagones que se colocaron en los predios del Negociado tras el huracán María. Cada uno acumula unos 25 cuerpos, reconoció Chavez Arias.

“A partir del huracán María se establecieron estos vagones, porque hubo un aumento de cadáveres. Una vez se fue solucionando, se tuvo que dejar ahí porque teníamos más cadáveres que teníamos que almacenar”, explicó.

Agregó que “estamos planeando, definitivamente, la forma de cómo hacer para disminuir esos cadáveres que no han sido reclamados”.

En cuanto a la tardanza en el proceso de realizar la autopsia y entregar los cadáveres a los familiares, el director de patología lo achacó a los problemas del Negociado para retener el talento, la falta de personal y el inicio del nuevo año fiscal.

Chavez Arias alegó que esta situación solo se ha reportado en este mes, pues alegó que hasta junio se hacían entregas en un periodo de 24 a 48 horas.

El problema ha surgido en julio, que se ha empezado a dilatar, a dilatar”, precisó.  

El funcionario pidió a la Legislatura que ayuden al Negociado, pues solo tienen cinco patólogos en la actualidad debido a la fuga de talento hacia los Estados Unidos. Señaló que necesitan 15 especialistas para lidiar con el procesamiento de cadáveres.

También comentó que se les dificultad mantener el talento en la isla, pues ellos pagar unos $80,000 cuando en Estados Unidos los patólogos ganan unos $200,000. Explicó que necesitarían más fondos para poder mejorar las condiciones salariales.

“Seguiremos trabajando los que somos. Te aseguro que, a pesar de que somos pocos, esto no va a tener una diferencia, sobre todo, en el trato de le damos a los cadáveres. Eso no va a cambiar”, precisó el galeno, quien reiteró que en el Negociado le dan “un trato digno” a los muertos. 


💬Ver 0 comentarios