(semisquare-x3)
Para el periodo auditado se recaudaron $15.3 millones en el Cuerpo de Bomberos. (GFR Media)

Una auditoría reveló que el Negociado del Cuerpo de Bomberos no cobra las multas que imponen inspectores, lo que priva a la instrumentalidad de recursos económicos necesarios para atender sus operaciones fiscales,  informó hoy la Contraloría de Puerto Rico.

“Nuestros auditores identificaron que las multas que impone el Negociado de Prevención de Incendios no se informan a la División de Finanzas y Presupuesto para que sean incluidas en el subsidiario de cuentas por cobrar. Esta situación impide que se realicen las gestiones de cobro y priva al Cuerpo de Bomberos de recursos económicos necesarios para atender sus operaciones fiscales”se indicó en un comunicado de prensa.

El hallazgo es uno de un total de cuatro revelados en el informe que cubre el periodo del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2017.

En este también se reveló que empleados de la Oficina de Asesoramiento Legal, Recursos Humanos y del Negociado de Adiestramientos, recibieron recaudaciones sin contar con el nombramiento de recaudador sustituto o auxiliar que otorga el Departamento de Hacienda.

Además, no se llevó a cabo el depósito diario de los valores recaudados según dispone el Reglamento 25 sobre Recaudación, Depósito, Control y Contabilidad de Fondos Públicos.

Para el periodo auditado se recaudaron $15.3 millones en el Cuerpo de Bomberos.

El informe también señala que el encargado de propiedad realizaba funciones conflictivas de guardalmacén.

“Esta situación no le permite al Cuerpo de Bomberos mantener un control adecuado de la propiedad que al 30 de septiembre registró 13,207 unidades adquiridas a un costo de $57 millones. Además, al examinar una muestra de los 712 eventos de pérdida de propiedad, hallamos que en un 67% de los eventos no se había reclamado la pérdida a la compañía aseguradora”, se establece. 

La auditoría devela que el inventario físico de los materiales y uniformes realizado del 2014 al 2016, no fue supervisado por ningún funcionario ajeno a las funciones de llevar el control físico del inventario.

La toma de inventario la llevaron a cabo dos empleados y el encargado del almacén lo cual son funciones conflictivas. Una situación similar se había comentado en el Informe de Auditoría DA-08-08 del 13 de febrero de 2008.

El Sindicato de Bomberos alertó ayer que el Negociado podría quedarse sin dinero para nónima a partir del 2019, mientras el gobierno espera por la aprobación de 1.5 millones en fondos para retener 50 bomberos cuyos puestos expiran el 31 de octubre.

El presidente del sindicato, José Tirado, dijo que no descartaban una paralización de labores si el gobierno no retiene los puestos de trabajo.


💬Ver 0 comentarios