(GFR Media)

El secretario de Asuntos Públicos, del Senado, Osvaldo Soto, aseguró esta mañana que se ha implementado un mecanismo de revisión para que toda la ayuda recogida entre hoy y el sábado en un Centro de Acopio instalado en el Capitolio llegará a manos de los damnificados por el huracán Dorian en Bahamas.

El sistema de entrega, tipo servicarro, comenzó hoy a las 7:00 a.m. y se extiende hasta el sábado. Se están recibiendo artículos de primera necesidad, comida no perecedera y medicamentos y equipo médico.

Por ejemplo: gazas, curitas, aspirina, Pedialyte, vendajes, Ibuprofen, Acetaminofén, triple antibiótico, antiácidos para niños y adultos, medicamentos para alergias y multivitaminas para niños y adultos.

La operación organizada también con la Cámara de Representantes y la Superintendencia del Capitolio se divide en el envío de medicamentos, un grupo de médicos para brindar asistencia en Bahamas y la entrega de la mercancía.

Según indicó Soto, la entrega de la mercancía se podría realizar de tres maneras. Esa decisión se tomará la semana que viene.

Una de las vías es a través de dos compañías autorizadas por el gobierno de Bahamas para enviar mercancía al archipiélago: Headknowles, con sedes en las ciudades de Fort Lauderdale y Orlando, en Florida, y la organización Yacht Aid Global, también de Florida. La mercancía recogida tanto en el Capitolio como en las oficinas regionales de los cuerpos legislativos sería enviada a Florida por una empresa naviera que no ha querido ser identificada ya que realizará el trabajo libre de costo, indicó Soto.

Una segunda opción incluye la entrega en iglesias de la zona de Florida de mercancía recolectada en Puerto Rico. Estas iglesias ya tienen sus contactos con iglesias en Bahamas.

La tercera opción involucra a la Gran Logia Soberana de Puerto Rico que, según Soto, está haciendo trámites directamente con Gran Bretaña. Bahamas es una mancomunidad de Gran Bretaña.

“Ya la semana que viene se va a saber con seguridad”, dijo Soto.

“Sé que hay desconfianza”, agregó Soto al reconocer que existe escepticismo en el país sobre si la ayuda que los puertorriqueños puedan brindar en artículos al pueblo de Bahamas realmente va a llegar a la población necesitada o sería desviada.

Soto indicó que el esfuerzo de recogido de medicamentos y artículos de primera necesidad es supervisado por dos auditores: Heriberto Salgado (Senado) y Ramses Ávila (Cámara de Representantes).

“La gente trae las cosas, se colocan en mesas y se preparan cajas surtidas con mercancía y alimentos o medicamentos. No se puede cerrar una caja a menos que el auditor la revise”, dijo.

La mercancía será llevada a un almacén manejado por la Legislatura y el lunes se recogerán las donaciones recibidas en las oficinas regionales de Cámara y Senado.

“Una vez el lunes se recoja la mercancía en las oficinas regionales, los directores de esas oficinas tienen que haber completado ya el proceso e identificar qué hay en cada caja. El chofer recibirá un recibió con la mercancía completada”, dijo Soto. Según aseguró, ese desglose de mercancía recibía será examinado por los auditores.

En cuanto al movimiento de médicos voluntarios, se está coordinado con el capitán Stephen Russell, de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Bahamas (NEMA, por sus siglas en inglés).

La autorización de cada médico tiene que recibir el visto bueno del gobierno de Bahamas y ya se entablaron conversaciones con la línea aérea JetBlue para que sean transportados. Estos médicos ya han brindado servicio voluntario como parte de la organización Haití se pone de pie, del médico Carlos Mellado.

“El gobierno hará esa determinación”, dijo Soto cuando se le preguntó cuántos médicos harían el viaje y cuando.


💬Ver 0 comentarios