El monitor de la Policía, Arnaldo Claudio (izq.), y el comisionado de la Uniformada, Henry Escalera, durante una visita a la Academia de la Policía. (GFR Media) (semisquare-x3)
El monitor de la Policía, Arnaldo Claudio (izq.), y el comisionado de la Uniformada, Henry Escalera, durante una visita a la Academia de la Policía. (GFR Media)

El juez federal Gustavo Gelpí ordenó al monitor de la Policía, ArnaldoClaudio, a evaluar lo que suceda durante las manifestaciones convocadas para mañana, 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Gelpí emitió la orden hoy, martes, aludiendo a instrucciones previas como parte de la Reforma de la Policía, cuyas partes son el gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Las partes y el monitor deberán cumplir estrictamente con la orden del tribunal el 10 de agosto de 2017”, ordenó Gelpí.

Agregó que “el Monitor deberá realizar las evaluaciones de campo apropiadas, incluyendo comunicación con los oficiales de la Policía, como sea solicitado”, agregó.

De hecho, Claudio llegó hoy en horas de la tarde al edificio donde ubican las oficinas del Departamento de Seguridad Pública (DSP) en Hato Rey.

La mencionada orden de 2017 indica que el acuerdo firmado con el gobierno federal que originó la Reforma autoriza al monitor a “realizar actividades de evaluación de campo” como parte de sus funciones “para evaluar e informar sobre la implementación del Acuerdo y su resultado en el desempeño “constitucional y efectivo” de la Policía.

Las estipulaciones de esas funciones guían las “actividades de evaluación durante eventos públicos que involucren la respuesta de (agentes de) cumplimiento de ley… como manifestaciones, protestas o eventos de masas, en cumplimiento con el Acuerdo”.

Dicha orden establece que el monitor no puede interferir con las decisiones de la Policía, mientras que la Uniformada tiene que proveer “prontamente” el nombre y rango del comandante de incidente designado por al Policía para responder a la manifestación, protesta o evento de masa”.

También establece que el monitor referirá alegaciones de “violaciones administrativas, conducta criminal o cualquier otro comportamiento inadecuado por miembros de la Policía”.

Después de las manifestaciones del 1 de mayo de 2017 y el 2018, el monitor ha señalado fallas de parte de la Uniformada.

En el caso del año pasado, indicó que los policías actuaron adecuadamente en respuesta a las agresiones que recibieron, aunque señaló instancias específicas de uso excesivo de la a fuerza, mientras que destacó fallas en el manejo del plan y del evento por parte de los oficiales de alto rango.

También destacó que no recibió información dónde era el centro de comando de la Policía para el evento y luego para recibir documentación solicitada sobre el uso de la fuerza.

Por su parte, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, se ha defendido de los señalamientos y ha destacado que en una vista de la Reforma en diciembre pasado Gelpí “felicitó” a la Uniformada por la forma en que manejó la situación.


💬Ver 0 comentarios