Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
En la foto, Natalie Jaresko. (Gerald López Cepero)

A solo horas de que el gobernador Ricardo Rosselló anunciara que acudirá a los tribunales por el lío presupuestario, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) reiteró este jueves que sus acciones son cónsonas con la ley federal Promesa.

En una escueta declaración, la JSF indicó que el presupuesto aprobado y certificado por el organismo federal, el pasado 30 de junio, es cónsono con el plan fiscal certificado y con el estatuto federal y que este busca colocar a Puerto Rico “en ruta hacia la recuperación”.

“La (JSF se) defenderá enérgicamente contra cualquier demanda que intente frustrar la ejecución del presupuesto y el plan fiscal”, indicó el organismo federal.

El pasado lunes, al ofrecer detalles sobre el presupuesto certificado por la JSF, su directora ejecutiva, Natalie Jaresko, admitió entonces que el organismo federal no tenía en planes acudir a los tribunales, pero subrayó que la JSF posee “las herramientas” para asegurar el descargo de su mandato a la luz de Promesa.

Este jueves, Rosselló indicó que su administración radicaría un pedido de interdicto y sentencia declaratoria para evitar la implementación del presupuesto aprobado por la JSF.

Para el mandatario, la JSF excede sus facultades al establecer el uso de los fondos que recibiría el fisco este año fiscal. Entre los cambios al presupuesto que la JSF adoptó y que objeta Rosselló figuran los recortes en el área de seguridad pública, los fondos para la oficina propia del mandatario y la eliminación del pago del bono de navidad.


💬Ver 0 comentarios