Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Michelle Hernández (horizontal-x3)
Michelle Hernández, jefa de la Policía. (Archivo / GFR Media)

La superintendente de la Policía, Michelle Hernández Fraley, anunció esta tarde en declaraciones escritas que existe una investigación abierta en torno a los incidentes ocurridos el lunes y el martes en el Capitolio, donde manifestantes y Policías se agredieron mutuamente en medio de protestas.

Igualmente, se causó daño a la propiedad, como vehículos de varios empleados de la Legislatura.

El pronunciamiento de Hernández Fraley fue emitido por solicitud de endi.com y luego que esta mañana el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, le emplazara a ella y a la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez a que “procedan conforme a sus responsabilidades”, en el contexto de lo ocurrido a principios de semana, provocado por varias medidas legislativas como la derogación de la Comisión para la Auditoría de la Deuda.

"Como parte del proceso investigativo que realiza la Policía, se están examinando los vídeos para identificar a las personas que pudieron cometer delitos durante las manifestaciones de los pasados días y evaluar la posible radicación de cargos. La Policía reitera que continuará garantizando el derecho a la libertad de expresión, pero salvaguardando la vida y propiedad", leen las declaraciones escritas de la jefa de la Policía.

Vázquez no se ha expresado sobre las expresiones de Rivera Schatz, quien amenazó a ambas funcionarias a interpelarlas. El jefe de las funcionarias, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, tampoco se ha expresado.

Una interpelación es una sesión legislativa en que funcionarios son citados al Capitolio para que contesten preguntas de los legisladores.

En un mensaje subido a su cuenta de Facebook, Rivera Schatz le cuestionó tanto a Vázquez como a Hernández Fraley qué más, según su juicio, tenía que ocurrir “para que se proceda a poner orden y respeto en Puerto Rico”. Insinuó también que el país no tiene por qué tolerar la “inacción” de ambas.

“¿Cuándo sus respectivas agencias actuarán para presentar denuncias contra los vándalos encapuchados?”, insistió el presidente del Senado, quien enfrentó cargos criminales en el 2002 -que finalmente fueron desestimados- tras su participación en una manifestación violenta en la Procuradoría de la Mujer cuando estaba ubicada en el Viejo San Juan.

Según Rivera Schatz, los manifestantes del martes, a quienes describió como “estos criminales”, destruyeron propiedad pública, agredieron policías, profesores y estudiantes.

“Han detenido el tráfico viciosamente en plena luz del día. Ante los ojos de todos impunemente”, añadió.

Acto seguido, Rivera Schatz acusó al asesor técnico dela Reforma de la Policía, Arnaldo Claudio, de querer “desmoralizar” a los policías. Claudio se presentó al Capitolio el día de la protesta del martes, en que se observaron personas lanzando piedras a los uniformados y a estos últimos aplicándole gas pimienta a los que protestaban.

Esta mañana, el representante novoprogresista Jorge Navarro anunció que solicitará por escrito a los presidentes de los cuerpos legislativos, a la Superintendencia del Capitolio y la Policía “el saldo de los daños” a la propiedad como puertas, autos y paredes el lunes y el martes.

Según la Policía, 21 agentes resultaron heridos, además de un fotoperiodista. Una cifra indeterminada de manifestantes también fueron heridos y se les aplicó gas pimienta.


💬Ver 0 comentarios