Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Debido a la condición económica local, se afecta la expectativa de vida de esta generación, informó Viviana Camacho Dávila, directora ejecutiva de la Coalición de Apoyo Continuo a Personas Sin Hogar. (Suministrada)

Más del 40% de los ancianos en Puerto Rico tiene ingresos a nivel de pobreza extrema, escaseándoles de recursos para mantener un estándar de vida adecuado, revelaron hoy representantes del sector de servicios para adultos mayores en una vista pública en la Cámara de Representantes.

La información fue revelada durante las vistas públicas de la Comisión de Vivienda y Desarrollo Urbano de la Cámara, presidida por el representante Luis Pérez Ortiz, sobre la Resolución de la Cámara 35, que tiene como fin estudiar las necesidades de vivienda de la población de edad avanzada en Puerto Rico.

Los expertos, tras presentar los estudios relevantes, coincidieron que la necesidad de proveerles vivienda a los ancianos debe venir acompañada de servicios y ayuda, a pesar de que éstos reciben beneficios, como el Seguro Social y el Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

La directora ejecutiva de la Coalición de Apoyo Continuo a Personas Sin Hogar en San Juan, Viviana Camacho Dávila, explicó que debido a la condición económica de la Isla, se afecta la expectativa de vida de esta generación en calidad de acceso a servicios médicos, transporte y nutrición necesarios para una mejor calidad de vida.

Camacho Dávila detalló también que a la fecha de hoy, aún quedan 775 personas sin ubicar en viviendas, todos con necesidades de servicios de apoyo, de salud y de tratamiento médico y psicológico.

Asimismo, añadió que 663 son varones y 112 féminas, de los cuales 436 tienen problemas de salud mental, 256 padecen de alguna discapacidad física, 105 tienen HIV y 342 presentan problemas de alcoholismo.

Según Camacho Dávila, esta situación ha ido en aumento por la crisis económica que enfrenta la población, cuya edad promedio es de 60 años, no cualifican para servicios por sus ingresos o se les imposibilita acceder los documentos para llenar los requisitos correspondientes.

Por su parte, el director asociado de política Pública de AARP - que representa a la generación mayor de 50 años-, Eddie Olivera Robles, sostuvo que ayudaría un concepto integrado de vivienda que sea accesible de acuerdo a las necesidades de los ancianos en las diferentes etapas que están viviendo.

Ante toda la situación, el representante Pérez Ortiz, sostuvo que como una manera para considerar integrar a los adultos mayores dentro de la comunidad, se construya un edificio de cuido de ancianos.


💬Ver 0 comentarios