En la foto se muestra uno de los salones de la escuela Guillermina Rosado de Ayala. (Suministrada) (vertical-x1)
En la foto se muestra uno de los salones de la escuela Guillermina Rosado de Ayala. (Suministrada)

A poco menos de dos semanas del inicio del nuevo semestre escolar en el sistema de educación público de Puerto Rico, 19 de los 35 salones disponibles en la escuela elemental Guillermina Rosado de Ayala en Loíza se encuentran clausurados debido a serios problemas de filtraciones en los techos, alertó un grupo de padres a endi.com.

Mildred Soto, madre de una niña matriculada en el plantel ubicado dentro de la extensión Villas de Loíza, sostuvo que los salones fueron clausurados por órdenes de personal de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Como si fuera poco, Soto dijo que pese a las promesas de la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, y de varios funcionarios de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP) de que arreglarían los salones antes del inicio de clases, los trabajos no han comenzado aún.

El plantel, que cuenta con 557 jóvenes matriculados y que atiende a estudiantes de kínder a octavo grado, abrirá sus puertas el 13 de agosto. Soto indicó que el 95 por ciento de los estudiantes son residentes de Villas de Loíza. De los 557 jóvenes matriculados, cerca de 120 son estudiantes del sistema del Programa de Educación Especial.

"La situación (con las filtraciones) comenzó después del paso del huracán María, pues los vientos dañaron el trabajo de sellado que tenían los techos. Nuestros estudiantes tomaron clases dentro de esos salones (después del huracán) porque era lo que teníamos en ese momento. OSHA llega a la escuela y clausuran 19 de los 35 salones disponibles por los problemas de filtración y hongos. Se supone que las clausuras serían temporeras, por lo que se organizó un horario entrelazado al no contar con otro plantel para reubicar a los estudiantes", explicó Soto vía telefónica.

Soto indicó que Keleher visitó el plantel el 9 de enero y le aseguró a los padres que los trabajos de reparación se realizarían en verano, razón por la cual les solicitó que completaran el pasado semestre escolar. Precisamente, El Nuevo Día estuvo presente durante la visita de Keleher al plantel y cuando le informó a los padres que las reparaciones de la escuela se completarían.

"Keleher se comprometió a resolver la situación. El 4 de abril recibimos la visita del señor Alonso, de la AEP, con una cotización para un tratamiento de techo temporero en lo que realizaban el trabajo mayor. El señor Alonso regresa el 10 de abril sin noticias; el 18 de abril llega el ingeniero Edwin Moreno y nos dice que ese viernes realizarían la subasta para los trabajos. Pero el 30 de abril llega el director regional (región de Carolina), Emmanuel Huertas, y nos dice que todo está en proceso y que el 31 nos llamarían... pero todavía estamos esperando la llamada", enfatizó Soto.

Soto dijo que, tres semanas atrás, un grupo de padres, maestros y los conserjes de la escuela limpiaron los salones con máquinas de presión y rasparon los techos en preparación para el inicio de las labores de sellado, pero al abrir los salones hoy, miércoles, los techos estaban peores.

"La escuela es muy buena, tiene unos buenos maestros y tiene un ambiente bonito porque trabajamos en unión con el director y los maestros. Estamos luchando por mantener el plantel porque no vamos a encontrar un lugar igual", subrayó Soto.

Endi.com intentó obtener una reacción de parte del DE, pero Yolanda Rosaly, oficial de prensa del DE, dijo que enviaría la comunicación escrita al DE y que se comunicaría con una respuesta. Las llamadas cursadas a Huertas y al director ejecutivo interino de la AEP, Josean Nazario Torres, en busca de una reacción no fueron devueltas.


💬Ver 0 comentarios