Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La trabajadora social escolar y miembro del Caucus de la Mujer del Movimiento Socialista de Trabajadores, Lydimar Garriga, fue una de las que se expresó sobre los planteamientos de Rosselló Nevares. (Archivo/GFR)

La política pública que asumiría el aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló Nevares, en contra de la educación sobre la perspectiva de género, así como ideas inclinadas a no aumentar derechos de la comunidad homosexual, redundaría en un clima de violencia, inequidad y discrimen, opinaron esta tarde activistas de los derechos humanos.


💬Ver 0 comentarios