El gobernador Ricardo Rosselló (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (GFR Media)

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares reclamó hoy, miércoles, mediante una carta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que reconozca que “el estatus político de Puerto Rico es discriminatorio”.

La misiva del primer ejecutivo se produce en respuesta a la declaración que sometió el viernes Departamento de Estado federal ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos en la que la administración de Trump afirma que Puerto Rico tiene gobierno propio local.

Declarar que Puerto Rico es un territorio de los Estados Unidos con gobierno propio, como indica la misiva, ignora el hecho de que el Congreso utiliza sus poderes plenarios para imponer leyes federales a los puertorriqueños, sin que éstos tengan representación en el Senado de los Estados Unidos, ni representación con voto en la Cámara de Representantes”, afirmó Roselló Nevares al presidente estadounidense.

Asimismo, el gobernador reconoció en la carta a Trump el trato desigual que recibió la isla por parte del gobierno federal tras el impacto del huracán María y dijo que eso era una evidencia “contundente” de que no todos los ciudadanos americanos son iguales.

En la carta que la administración de Trump envió a la comisión, también se estableció que, si los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico quieren votar por el presidente de Estados Unidos, pueden moverse a uno de los 50 estados del país norteamericano.

Estos argumentos obvian que los ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico quieren votar por su presidente y, al mismo tiempo, continuar residiendo en la isla,” acotó el primer ejecutivo de la isla.

Roselló Nevares aprovechó la carta para recordar al presidente los resultados de las dos consultas de estatus que se han realizado en Puerto Rico en los últimos seis años.

El gobierno estadounidense respondió a las querellas presentadas por el abogado Gregorio Igartúa y el exgobernador Pedro Rosselló en las que denuncian que Estados Unidos viola los derechos humanos y civiles de los residentes de Puerto Ricoal no permitirles votar por el presidente estadounidense ni elegir miembros del Congreso con plenos derechos.


💬Ver 0 comentarios