Skirmantas Strimaitis (semisquare-x3)
Skirmantas Strimaitis, a bordo del Boeing 737-800 al despegar de Vilna, Lituania. (Skirmantas Strimaitis via AP)

Un ciudadano lituano se llevó una gran sorpresa al abordar su avión rumbo a Italia: él era el único pasajero a bordo del Boeing 737-800.

Skirmantas Strimaitis, quien viajó de la capital lituana Vilna, a la ciudad italiana de Bergamo el 16 de marzo para esquiar, tuvo todo el avión para él. La aeronave tiene espacio para hasta 188 pasajeros. Las únicas otras personas a bordo eran dos pilotos y cinco tripulantes.

La agencia de viajes Novaturas dijo que reservó el avión para traer de regreso a un grupo de personas de Italia, y para evitar que el avión fuera vacío, se vendieron boletos sólo de ida. Solo una persona compró uno de estos boletos.

Strimaitis dijo a The Associated Press el martes que el viaje de más de dos horas fue "algo que solo pasa una vez en la vida".

"El personal era increíble y estaba muy emocionado de que yo fuera la única persona en el avión con ellos. Aunque solo éramos ellos y yo, eran profesionales, pero nos reímos y bromeamos y fue genial", le dijo al diario británico The Sun. "Es una nueva ruta que están haciendo, por lo que mucha gente no lo habría sabido todavía".

Según el portal de noticias Infobae, el caso de Strimaitis no es el primero que se registra. La estadounidense Latsamy McAdoo se encontró en la misma situación en enero del año pasado en Tailandia, cuando abordó un vuelo que la llevaría desde Bangkok a la isla de Koh Samui.


💬Ver 0 comentarios