Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El pasado junio Duterte enfadó a muchos fieles filipinos al llamar "estúpido" a Dios. (AP)

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha arremetido de nuevo contra los obispos católicos al afirmar que éstos "son inútiles" y animó a matarlos en un país donde el 85% de la población profesa el catolicismo.


💬Ver 0 comentarios