(horizontal-x3)
Equipo médico atiende al soldado norcoreano, en un hospital en Suwon, Corea del Sur (AP).

Seúl - El soldado de Corea del Norte que logró desertar el lunes al Sur tras recibir disparos del ejército norcoreano se encuentra en estado crítico debido a la gravedad de las heridas y se teme por su vida, explicó hoy el médico que le ha intervenido.

"Vamos a encarar momentos cruciales durante los próximos 10 días", ha dicho en declaraciones a la agencia Yonhap el doctor Lee Kuk-jong tras indicar que hay órganos importantes afectados y que se desconoce si logrará sobrevivir.

En un principio las autoridades militares surcoreanas habían informado que el soldado presentaba heridas en el hombro y el codo y que tras la intervención estaba en "fase de recuperación".

El cirujano ha dicho que serán necesarias dos o tres operaciones en total para salvarle la vida y que de momento el hombre, que está inconsciente y conectado a un respirador, tendrá que guardar reposo durante dos o tres días antes de volver a pasar por el quirófano.

Según detalló este martes el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano, el soldado alcanzó la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), única área fronteriza donde soldados de las dos Coreas están cara a cara, a bordo de un todoterreno que abandonó cuando una de las ruedas quedó incrustada en un desagüe.

Cuando partió a la carrera para cruzar la línea de demarcación militar cuatro soldados norcoreanos dispararon unos 40 tiros, varios de los cuales le alcanzaron.

El hombre, un soldado raso a juzgar por el uniforme, buscó cobijo cerca de un edificio en la franja sur de la JSA y ahí fue hallado una media hora después por tropas surcoreanas.

Un helicóptero lo transportó hasta el Hospital Universitario de Ajou,en Suwon (al sur de Seúl), donde ha sido intervenido durante cinco horas por el mencionado doctor Lee, famoso en el país por haber atendido al capitán de un mercante surcoreano herido de bala tras el ataque de unos piratas somalíes en 2011.

Es muy poco común que se produzca una deserción en la JSA (hasta ahora se había producido una en 1998 y otra en 2007), y los expertos consideran que Corea del Norte elige cuidadosamente a los soldados que despliega en esa zona para evitar sucesos como este.

El hecho de que el soldado llegara a la JSA a bordo de un vehículo hace pensar que podría haber estado desplegado en otra zona lejos de la frontera y no pertenecer a este "selecto" grupo de militares.

Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra, ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se saldó con un alto el fuego en vez de un tratado de paz.


💬Ver 0 comentarios