El creciente malestar obligó al portavoz de Macron a abordar el asunto el jueves, más de dos meses y medio después de los hechos. (horizontal-x3)
El creciente malestar obligó al portavoz de Macron a abordar el asunto el jueves, más de dos meses y medio después de los hechos. (AP)

París — Un video que muestra a uno de los jefes de seguridad del presidente de Francia, Emmanuel Macron, pegando a un estudiante durante una manifestación en mayo en París, que se había mantenido oculto hasta ahora, causó indignación en el país por lo que se considera una sanción débil: una suspensión de dos semanas y un cambio de responsabilidades.

El creciente malestar obligó al portavoz de Macron a abordar el asunto el jueves, más de dos meses y medio después de los hechos. Condenando el “comportamiento inaceptable”, Bruno Roger-Petit dijo que Alexandre Benalla fue apartado de su responsabilidad de organizar la seguridad de los viajes de Macron, aunque mantiene su oficina en el Palacio del Elíseo.

Las autoridades iniciaron una investigación preliminar que podría derivar en cargos contra Benalla, dijo un funcionario judicial que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir un caso abierto.

La sanción a Benalla fue la “más grave” impuesta nunca a un director de seguridad del equipo presidencial y sirvió como una “última advertencia antes del despido”, agregó Roger-Petit.

En el video del acto del Primero de Mayo en París, publicado por el diario Le Monde el miércoles en la noche, se muestra a Benalla equipado con un casco con marcas policiales, y rodeado de agentes antimotines, arrastrando brutalmente a una mujer fuera de una manifestación y luego golpeando repetidamente a un joven en el suelo.

En la grabación puede escucharse como el hombre le pide que pare y la policía, que había sacado al hombre de entre la multitud antes de que Benalla asumiese el control de la situación, no intervino. Benalla abandonó el lugar más tarde.


💬Ver 0 comentarios