(semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (GFR Media)

San Sebastián - El gobernador Ricardo Rosselló Nevares sostuvo esta tarde que, hasta donde conoce, ninguno de los líderes de la Rama Ejecutiva ha renunciado y descartó que haya animosidades en su gabinete como se rumoró hoy a través de las redes sociales.

“Vi esa información cuando estaba de camino para acá. Llamé a San Juan a ver si en efecto hubo una renuncia, pero no tengo nada que informar en ese aspecto. Si se produce una renuncia, como ha sido uso y costumbre, lo informaré”, dijo Rosselló Nevares en una conferencia de prensa previo a un recorrido para inspeccionar varios proyectos de carreteras en San Sebastián y colocar la “primera piedra” en la repavimentación de la carretera PR-445.

Cuando se le preguntó si existía alguna animosidad entre los miembros del gabinete y La Fortaleza, el gobernador indicó que hay sobre 100 agencias del gobierno y cientos de miles de empleados públicos pero que no conoce de animosidad alguna fuera de la normal que pudiera haber internamente en un gobierno.

“Algo fuera de lo normal no tengo conocimiento que pueda decir”, dijo.

La información vertida en las redes sociales sobre presuntos desencuentros entre La Fortaleza y los miembros del gabinete ocurre en momentos en que se conoce que los nombramientos de Anthony Maceira y Phillipe Mesa como secretarios de Asuntos Públicos y Política Pública, respectivamente, conllevan salarios que, combinados, alcanzan los $280,500 anuales. Esto es $148,500 más que lo que devengaba Ramón Rosario Cortés, quien por dos años hizo ambas funciones y tuvo un sueldo de $132,000 anuales.

El gobernador destacó, sin embargo, que Maceira mantiene sus responsabilidades como jefe de la Autoridad de los Puertos. En este puesto, el funcionario ya cobraba un salario de $120,000 anuales. Mesa, en cambio, devengaba $80,000 anuales como fiscal. En total, Maceira devenga $142,500 anuales y Mesa $138,000.

La movida, justificó el gobernador, busca que los funcionarios aborden más tareas que las encomendadas en el pasado a Rosario Cortés. Por eso, dijo, se dividieron estas funciones adscritas a la Oficina del Gobernador a inicios de año. Según La Fortaleza, el cambio generará $51,500 en ahorros para La Fortaleza.

Versiones extraoficiales apuntaban que entre los renunciantes estaban los secretarios de Hacienda y Seguridad Pública, Teresita Fuentes y Héctor Pesquera, respectivamente.

Karixia Ortiz, portavoz del DSP, sin embargo, indicó que Pesquera trabajó como de costumbre y que no había notificación alguna de una renuncia.


💬Ver 0 comentarios