Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Rosselló obtuvo 229,535 votos y Pierluisi alcanzó los 219,987. (Ramón “Tonito” Zayas)

Acompañado por quienes no lo apoyaron públicamente y por quienes  sí estuvieron a su lado a través de todo el camino,  Ricardo Rosselló, aceptó ayer  la candidatura a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP) y la dirección de la colectividad, luego de superar a Pedro Pierluisi en una votación que movilizó a más de 450,000 estadistas.

Por una cómoda victoria, que al cierre de esta edición era de más de 10,000 votos frente a su contrincante, Rosselló alcanzó una aspiración  para la que hizo campaña por los pasados tres años.

Rosselló  obtuvo 229,535 votos y Pierluisi alcanzó los 219,987.

Tras probar el sabor de la victoria, Rosselló enfatizó que la meta entre todo estadista debe ser lograr la victoria el próximo 8 de noviembre, lo que será posible solo con una colectividad unida.

“Este partido ha tenido la oportunidad de tener primarias, porque este partido cree en el pueblo... En esa trayectoria hay hermanos y hermanas que prevalecieron en sus contiendas pero otros que no lo hicieron. Yo quiero dejarle bien claro a todos los progresistas, todo lo que pasó en la primaria, cualquier pelea pequeña que pudo haber existido termina hoy y vamos  todos unidos”, expresó frente a una multitud que lo esperaba eufóricamente desde temprano.  

Rosselló llegó al comité del candidato a la alcaldía de San Juan, Leo Díaz, localizado en la avenida Roosevelt, a las 9:00 p.m. en punto, pero no fue hasta  las 9:25 p.m. que pudo dirigirse a los presentes luego de caminar entre la multitud.

Llegó al sonido del jingle que le acompañó durante su campaña. “Un nuevo Puerto Rico es posible con Rosselló, con Rosselló”, se escuchaba a través del equipo de sonido mientras las personas ondeaban  banderas de Estados Unidos o con la imagen del candidato.

En tarima le acompañó la cúpula de la colectividad, incluyendo a quienes no favorecían  su candidatura, como fue el caso del alcalde de fajardo, Aníbal Meléndez y del representante Carlos “Johnny” Méndez.

“Ricardo, tranquilo, que el pueblo está contigo”, le gritaban. “Y yo estoy con ustedes”, le respondió, acompañado de su padre, el exgobernador Pedro Rosselló.

Tras dirigirse a los presentes, caminó hasta la sede de la colectividad, ubicada también en la avenida Roosevelt, intersección con la Muñoz Rivera. Allí se dirigió a la prensa.

“Hoy celebramos pero mañana continuamos la gesta titánica de poder dejarle un mejor Puerto Rico a nuestros niños de lo que nosotros hemos heredado... Celebren hoy, estén contentos, esta es la generación que va a sacar a Puerto Rico de la crisis”. sostuvo  ante cientos de seguidores.

“Hoy yo siento que estoy lista y preparada para ser la primera mujer comisionado... sabemos lo que tenemos que hacer. Le agradecemos a ustedes su fe y confianza, pero como diría un gobernador: lo mejor está por venir”,  señaló Jenniffer González, quien resultó cómodamente favorecida frente a Carlos Pesquera por la silla en la capital federal.

González, al cierre de esta edición, mantenía una amplia ventaja ante Pesquera. La representante contó con el favor de 313,905 progresistas. Mientras, Pesquera obtuvo  130,934 votos.

En su breve alocución antes de tomar la avenida Roosevelt, Rosselló tuvo palabras de elogio hacia Pierluisi, a quien describió como un hombre bueno y  noble. “Sé que vamos a trazar una nueva ruta juntos”, dijo.

El comisionado residente llamó a Rosselló para felicitarlo por la victoria mientras éste iba de camino al comité de Díaz. “El comisionado, como siempre ha sido  una persona muy gentil... aceptó los resultados y me dijo que podía contar con él para poder unificar el partido”, dijo sobre el intercambio telefónico a El Nuevo Día.

Ambiente de fiesta

Desde temprano el ambiente a las afueras del comité de Díaz, a donde se había adelantado se trasladaría Rosselló, era uno festivo. Poco después del mediodía comenzaron a llegar los simpatizantes de la Palma en apoyo a Díaz, Rosselló y González, las tres principales candidaturas de  la colectividad.

La mayoría se apostó a los extremos de la avenida Roosevelt con sus sillas de playas, neveritas y banderines alusivos a la colectividad y los aspirantes que favorecían.  Mientras, un grupo de vendedores ambulantes le calmaban la sed, el hambre y  el calor, resultado del intenso sol y de unas lloviznas esporádicas.

Desde una pantalla gigante, ubicada en la tarima,  se actualizaban los resultados de las candidaturas a gobernación y comisionado residente en Washington. Mientras,  se escuchan contagiosos temas tropicales que han sido éxito y que, sin duda, lanzaban su puyita en un momento como el de ayer. “Y sé que vas a llorar, llorar y sé que vas a sufrir, sufrir cuando comprendas que te olvidé y hoy te toca perder”, decía el éxito  “Y sé que vas a llorar” en voz de Manny Manuel.

El ambiente en el comité de Díaz fue uno de tranquilidad desde que se comenzaron a recibir los primeros resultados. Sin embargo, la celebración fue obvia pasadas las 5:00 p.m. cuando Díaz  tomó una cómoda ventaja de sobre 4,000 votos frente a su  contrincante Miguel Hernández Vivoni.  A partir de ese momento, la tendencia  fue ascendente no solo para el candidato por San Juan sino también para Rosselló.

Pasada la tarde, los rostros de alegría se mezclaban entre el desasosiego. La primera sorpresa de la tarde, y que fue comentada por prácticamente cada  persona en el comité de Díaz, fue la derrota del alcalde de Toa Baja, Aníbal Vega Borges, quien buscaba la reelección, frente a Bernardo “Betito” Márquez.

Vega Borges llegó tranquilo al comité, aceptó su derrota y se la atribuyó a una campaña efectiva por parte de Márquez, al voto de electores populares y a que el pueblo y el partido querían un cambio. Minutos antes, José “Nuno"López también había aceptado su derrota en busca de la reelección a la Cámara de Representantes. En su caso, dijo, percances de salud no le permitieron ser constante en su campaña, lo que le perjudicó en las urnas.

Los reveses, sin embargo, fueron cosa del pasado cuando llegó Díaz a la colectividad a proclamar su victoria, acompañado de Hernández Vivoni.  Un mar de gente se congregó frente a la tarima y ahí se quedó a la espera de Rosselló. Un helicóptero que sobrevolaba el área parecía anunciar que pronto llegaría.

“Gracias a Dios y gracias al pueblo de la Ciudad Capital”, fueron las primeras palabras de Díaz mientras el público presente coreaba: “Leo tranquilo que el pueblo está contigo”.

Díaz estuvo acompañado de los candidatos a la Cámara y al Senado por la Palma que también salieron favorecidos. “Hoy, de manera libre y democrática se escogieron los candidatos. Hoy no se trata de vencedores y vencidos. Hoy se trata de una sola colectividad”, sostuvo el candidato por San Juan al agregar que está comprometido con lograr un gobierno municipal sensible.

Hernández Vivoni aceptó su derrota y expresó su disponibilidad para ayudar a Díaz desde donde él mejor lo entienda. “Nuestra principal opción es que se gane San Juan. Voy a estar al lado de Leo en donde pueda estar”, apuntó.

Indicó que su derrota pudo haber sido el resultado del factor reconocimiento de Díaz, quien además contaba con el apoyo de los líderes de precinto de San Juan. “No sé lo que va a pasar en el futuro. Mi vocación es el servicio público”, dijo Hernández Vivoni, al expresar su intención de dedicarle más tiempo a su familia.


💬Ver 0 comentarios