“La que deciden es ésta, esta que está aquí”, gritó un grupo de mujeres en pleno proceso legislativo del Senado

Un colectivo femenino a favor del aborto fue removido hoy, miércoles, de una vista pública en el Senado de Puerto Rico, donde discutían un Proyecto de Ley 950 que limitaría el derecho a este procedimiento clínico.

En el lugar, las mujeres cantaron consignas en contra del proceso legislativo. 

La que deciden es ésta, esta que está aquí”, gritaron en un momento a lo que el presidente de la Cámara Alta, Thomas Rivera Schatz, respondió: “quieren otra ronda”.   

No nos vamos a quedar así, es nuestro cuerpo y son nuestras decisiones, que somos madres”, expuso otra manifestante a lo que el líder legislativo, cuestionó”: "¿Terminaron? Agradecemos su expresión”. Acto seguido, Rivera Schatz ordenó que fueran removidas del lugar por personal de seguridad.

Esto ocurrió mientras varías organizaciones religiosas deponían ante los senadores que son miembros de la Comisión sobre Relaciones Federales, Políticas y Económicas. 

La iniciativa legislativa prohibiría los abortos luego de las 20 semanas de gestación, excepto si continuar el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer. 

Cualquier clínica u hospital que realice un aborto luego de las primeras 12 semanas, pero antes de que se pueda esperar razonablemente que el feto haya alcanzado la viabilidad, se expone a una multa de $10,000. Por su parte, el médico encargado incurrirá en delito menos grave.

El grupo fue removido por funcionarios del Senado, así como por agentes de la Policía que fueron trasladados al salón.

Sobre 20 entidades de fe, así como instrumentalidades públicas, llegaron al lugar para participar de la discusión. 

En la vista pública también discuten el Proyecto de Ley 1000 que prohibiría la terapia de conversión en la isla.

“Estas no son cualquier personas. Las personas que estaban aquí no son cualquier persona. Son personas que dan servicios directos a víctimas y que saben lo que están viviendo la gente que no tiene acceso, que no tiene información. El límite es bajito, porque uno está en la calle, está viendo que la gente está indefensa, en particular las mujeres”, expresó Tania Rosario, directora ejecutiva de Taller Salud.

La terapia de conversión sexual, también conocida como terapia de reorientación sexual, consiste en una serie de métodos -no aceptados por la ciencias de la salud- enfocados al cambio de la orientación sexual de homosexuales y bisexuales. Esto intentaría convertirlos en heterosexuales o disminuiría sus deseos y sus comportamientos homosexuales mediante la terapia de aversión, el psicoanálisis, la oración y el consejo religioso, según la exposición de la medida. 


💬Ver 0 comentarios