Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Imagen de un salón de clases. (GFR Media) (horizontal-x3)
Imagen de un salón de clases. (GFR Media)

El empañetado del techo de uno de los salones de quinto grado de la escuela elemental Luis Muñoz Rivera de Aguadilla se desprendió esta mañana y dejó a cuatro estudiantes heridas, informó la Policía.

El incidente, catalogado como “desgraciado”, se reportó a eso de las 10:35 a.m. en el plantel, ubicado en el barrio Borinquen.

El informe de novedades precisa que “los hechos ocurrieron en el salón de ciencias, ubicado en el segundo nivel del citado plantel escolar, donde repentinamente el empañete del techo se desprendió, cayendo sobre las menores, todas niñas de 10 años de edad, quienes resultaron lesionadas”.

Las menores fueron atendidas en el lugar por personal de Emergencias Médicas y luego trasladadas a hospitales de la región. Se indicó que se encuentran “estables”.

Ante esta situación, la portavoz de prensa del Departamento de Educación, Yolanda Rosaly, sostuvo a endi.com que "tenemos conocimiento de lo ocurrido y que los niños están estables". Pero, de inmediato, no pudo precisar el tipo de respuesta que tuvo la agencia para atender la situación de la escuela.

En unas declaraciones escritas, luego explicó que "se siguieron los protocolos correspondientes, tanto con los estudiantes afectados como con el resto de los alumnos que se encontraban en el salón".

"Personal de la Oficina de Mejoramiento Escolar Pública (OMEP) indica que la escuela nunca presentó señales de estar afectada estructuralmente. No obstante, de inmediato estos acudieron a la escuela y se encuentran realizando un análisis de todas las dependencias del plantel para determinar si habría o no algún cambio en el futuro de la escuela que se encuentra en la lista de escuelas operacionales para el semestre 2018-19", añadió.

Según información provista por Educación en abril pasado, la escuela Luis Muñoz Rivera de Aguadilla figura en la lista de las escuelas que permanecerán abiertas tras finalizarse el año escolar

El agente Edwin Candelaria, supervisado por el sargento Luis Febus, del distrito policiaco de Aguadilla se hicieron cargo de la investigación.



💬Ver 0 comentarios