El exespecialista de inteligencia Francisco Reyes Caparrós renunció en febrero de 2015 a su trabajo en el gobierno federal debido al patrón de hostigamiento. (GFR Media) (horizontal-x3)
El exespecialista de inteligencia Francisco Reyes Caparrós renunció en febrero de 2015 a su trabajo en el gobierno federal debido al patrón de hostigamiento. (GFR Media)

El exespecialista de inteligencia Francisco Reyes Caparrós, quien ayer ganó una demanda contra la Fiscalía federal por someterlo a un patrón de actos de represalia y hostigamiento laboral, afirmó hoy que el ambiente que se vive en esa oficina es similar a un “reino del terror”.

Acusó, de paso, a la jefa de los fiscales federales, Rosa Emilia Rodríguez, así como a los fiscales federales Jaqueline Nova y José Capó de establecer el ambiente hostil que describió.

Las declaraciones de Reyes Caparrós ocurrieron en una entrevista radial (Radio Isla 1320) que concedió a horas de que consiguiera que un jurado compuesto por ocho hombres y ocho mujeres determinara unánimemente que la alta jefatura de la Fiscalía federal lo sometió a un patrón de represalias y un ambiente laboral hostil, y que, por los daños emocionales que le causaron, el demandante debe ser compensado con una suma de $300,000.

“El trabajo que hace la oficina es un trabajo honrado por la criminalidad. Pero como se bate el cobre entre los empleados, eso es otro cantar. Allí es el reino del terror o haces lo que yo digo o haces lo que yo digo. Allí no puedes disentir, no puedes quejarte. O te sometes, o te sometes”, precisó el abogado.

Añadió que “ya es hora de un cambio de liderato en esa oficina. Ya es hora que se vayan, porque se empoderan, se creen dioses y el trabajo no es de ello, el trabajo es para el país”.

Reyes Caparrós señaló que se le debe dar paso a un nuevo liderato que trate bien a los empleados.

Específicamente, declaró que “tiene que venir gente nueva, con buenas visiones y que traten a los empleados (bien), porque el trabajo hay que hacerlo como quiera, pero no puede vivir el reino del terror ahí”.

En sus declaraciones, el exespecialista de inteligencia llegó a decir que las reuniones que se hacen en la Fiscalía federal incluyen gritos, que Rodríguez ha llamado a los fiscales “locos” y que “es posible” que se hayan manipulado casos para lograr convicciones.

“Había momentos donde se daban instrucciones de que a esta persona hay que buscar la manera de encausarla”, llegó a decir.

A modo de ejemplo, alegó que Rodríguez pidió procesar a un juez estatal.  

“Es una aberración estar en una reunión y que dijera: 'yo quiero un juez, tráiganme un juez', porque ella quería un juez. Ese era el target, un juez estatal”, precisó.

El periodista Rafael Lenín López le preguntó que, si esas expresiones ocurrieron antes de que se juzgara al exjuez del Tribunal de Aguadilla Manuel Acevedo Hernández, convicto en abril de 2015 por corrupción judicial, a lo que Reyes Caparrós contestó con un “sí”.

Por otro lado, el abogado explicó que el patrón de hostigamiento en su contra comenzó luego que el 10 de febrero de 2010 solicitara un chaleco a prueba de balas para la exfiscal federal Idalia Mestey, porque esta había recibido una amenaza de muerte.

Reyes Caparrós alegó que su acto no fue visto con buenos ojos por Rodríguez, ya que Mestey se había querellado contra la Fiscalía federal por hostigamiento sexual.

Ella entendía que yo no era leal y que yo ayudaba a ella, a Idalia, en contra de la oficina”, comentó.

Dijo, sin embargo, que no se arrepiente de haber solicitado la protección contra Mestey, porque en ese momento ella atendía un caso de crímenes violentos en el que las víctimas fue un policía que recibió de 60 balazos y la hermana de un fiscal. 


💬Ver 0 comentarios