(semisquare-x3)
Aurea Vázquez Rijos en el 2015. (GFR Media)

El juicio federal por el asesinato del canadiense Adam Anhang continuó el miércoles con la presentación de varios documentos y comunicaciones en los que se leen variaciones en el nombre de Áurea Vázquez Rijos.

La fiscalía federal primero sentó en el banquillo de los testigos a Alejita Santos, supervisora administrativa del Registro Demográfico de Puerto Rico.

Santos validó la autenticidad de los certificados de nacimiento para Áurea Beatriz Vázquez Rijos, Marcia Iris Vázquez Rijos (su hermana), Charbel Francisco Vázquez Rijos (su hermano) y Carmen Rijos Pérez. (su madre)

Luego testificó el segundo testigo, Miguel Pérez, quien es profesor en la Universidad de Puerto Rico, quien dijo que fundó una corporación para ofrecer adiestramientos a personas en la industria hotelera y turística, particularmente a empleados y dueños de restaurantes.

A preguntas del fiscal José Ruiz, el profesor validó documentos que le presentaron en el tribunal de que, en el verano de 2005, una de las personas que asistió a algunas de las sesiones fue “Áurea Dominichi”.

“Según recuerdo, sí, pero era bajo el nombre de Áurea Vázquez Dominichi”, sostuvo Ruiz, antes de contestar en la afirmativa que esa era parte de la información que le ofreció al llenar la solicitud para participar en el adiestramiento.

En el correo electrónico con la información del participante se leía: “Aurea Dominichi” como “propietaria” del negocio “Pink Skirt”.

Pérez también confirmó que en la información de contacto que Áurea la ofreció estaba un email que comenzaba con “aurydominichi”.

Posteriormente, Ruiz comparó ese documento con una copia de una tarjeta de presentación de negocios de Áurea, en el que aparece con la misma dirección de correo electrónico y los mismos teléfonos de contacto.

Para los talleres, según el documento de solicitud de participación, también incluyó como dirección la de la residencia en la que vivía en Ocean Park, San Juan, que ya ha sido mencionada antes durante el juicio.

Antes del receso de mediodía, la fiscalía sentó a Joanie Drevón, quien fue secretaria legal del abogado Nicolás Nogueras, quien representó a Áurea en la demanda que sometió contra la familia de Anhang para exigir que se le pagara lo que disponían las capitulaciones matrimoniales (el acuerdo matrimonial establecía que si moría, su viuda tendría el derecho a un tercio de su fortuna, estimada en más de 24 millones de dólares).

El fiscal Ruiz solamente le pidió que validara un documento que se le presentó, relacionado a una moción presentada como parte de la demanda, y las direcciones de correo electrónico para Áurea y Marcia.

La moción incluía otra dirección de mail pero que también comenzaba con “aurydominichi”.

Más temprano, cuando estaba como testigo la empleada del Registro Demográfico, se leyó que en los certificados  de nacimiento de Áurea, Marcia y Charbel figura como padre Julio César Vázquez y madre Carmen Rijos Pérez.

Luego, en el certificado de matrimonio en el que se le mostró a Santos, Julio César Vázquez figura como Julio César Dominichi Figueroa.

A preguntas de Ruiz, Santos indicó que el cambio de nombre ocurrió en el 2011.

Según los certificados de nacimientos mencionados, todos nacieron en Puerto Rico.

Santos también validó solicitudes que hizo Rijos Pérez al Registro Demográfico para obtener copia del certificado de nacimiento de Áurea en enero de 2011 y agosto de 2011.

Estará por verse si los fiscales comienzan a introducirse en las alegaciones planteadas por Ruiz en el primer día del juicio, cuando dijo en sus declaraciones iniciales que, tras la muerte de Anhang, Áurea se fue a Italia y desde allí trató de certificarse como perteneciente a la religión judía para mudarse a Israel. Alegó que para hacerlo obtuvo ayuda de su madre con el uso de documentación falsificada.

La fiscalía acusó a Áurea de encabezar una conspiración con Marcia y José Ferrer Sosa (su excuñado) para que Alex Pabón Colón asesinara a Anhang el 22 de septiembre de 2005.


💬Ver 0 comentarios