Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Coronavirus: hablemos menos y escuchemos más

No permitir que consideraciones de edad, enfermedad o incapacidad, credo, origen étnico, sexo, nacionalidad, afiliación política, raza, orientación sexual, clase social o cualquier otro factor se interpongan entre mis deberes y mis pacientes.

(Quinto principio del Juramento de Hipócrates de la Asociación Médica Mundial; 2017)

Durante los años que estuve en la legislatura y en La Fortaleza, aprendí que en los temas de salud pública o ante amenazas a la estabilidad física o mental de los ciudadanos, los portavoces principales (o los únicos) que deben orientar a la ciudadanía deben ser la clase médica y científica, quienes tienen el conocimiento, la preparación académica y el adiestramiento adecuado para ofrecer información certera y veraz.

Es oportuno hacer este planteamiento, toda vez que desde que estalló el tema del coronavirus, ha surgido una gran cantidad de desinformación y medias verdades que, lejos de aclarar las dudas, inundan de preguntas a los ciudadanos. 

Peor aún, el momento ha sido utilizado por algunos para juzgar y pasar juicio sobre las decisiones que toman las personas a cargo – ya sea para criticarlos o felicitarlos - sin tener la información correcta que permita evaluar el desempeño de forma responsable.

Es perfectamente entendible que en este tipo de crisis, puedan surgir interrogantes genuinas - en redes sociales y en los medios de comunicación – de personas que carecen de acceso a información precisa y que tienen dudas legítimas. 

Ahora bien, cuando se trata de funcionarios de gobierno, candidatos a cargos electivos, analistas de los medios de comunicación y hasta reporteros de programas informativos, lo menos que se espera de ellos es que se eduquen y se orienten del tema antes de analizar e informar a la ciudadanía.

No es lo mismo opinar y especular - sobre eventos deportivos, encuestas políticas, elecciones o hasta analizar enmiendas a leyes - que hacer planteamientos categóricos y concluyentes sobre una pandemia de salud pública que, por su naturaleza, puede tener repercusiones muy serias sobre la vida de los seres humanos.

Digo esto porque me dio vergüenza ajena y me pareció altamente irresponsable escuchar a varios comentaristas, funcionarios electos y hasta personalidades de la prensa cuestionar por qué se trasladó a un hospital de Puerto Rico a una pasajera italiana y su esposo, quien llegó a la isla desde un crucero bajo un cuadro clínico dudoso.  

¿Por qué los llevaron a un hospital aquí y no hicieron lo que se hizo en Jamaica, que les impidieron la entrada al país?, preguntaba con furia y molestia un conocido legislador. 

Al escuchar semejante queja, por mi mente solo pasó una pregunta. ¿Y qué se supone que se hiciera con una persona enferma que necesita atención médica urgente, dejarla naufragando en un barco de puerto en puerto esperando que alguien - que no fuera nosotros - la recogiera y le brindara cuidado médico?

Cualquier persona con dos dedos de frente y algún grado de sensibilidad mínima sabe - o debería saber - que el deber ciudadano y gubernamental es brindarle atención medida y ayuda inmediata a cualquier persona que la necesite, tomando las debidas precauciones y siguiendo los protocolos establecidos.

Esa es una responsabilidad ineludible e irrenunciable de los médicos. Se llama el juramento de Hipócrates, no de hipócritas.

Por eso, aquellos que tenemos el beneficio de mantener foros en los medios de comunicación, debemos educarnos sobre este tema, ser prudentes al brindar información y abrirle espacios a los salubristas y médicos para que sean ellos los que eduquen, mientras el resto escuchamos.  

Ya lo dice el refrán: Dios nos dio una boca y dos oídos, para escuchar el doble de lo que hablamos. 

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

lunes, 30 de marzo de 2020

Pandemia versus primarias

Jorge J. Colberg Toro dice que el proceso primarista - como está legislado ahora - puede crear un caos salubrista

sábado, 21 de marzo de 2020

La propuesta de Aníbal y la Sección 936

La propuesta de Acevedo Vilá pretende traer de vuelta a múltiples industrias que se fueron del país, luego de la eliminación de la sección 936, dice Jorge Colberg

martes, 17 de marzo de 2020

Unidad y disciplina, la mejor receta ante la crisis

El gobierno no puede desenfocarse ni perder un minuto de su tiempo, para tratar de complacer a todos o peor aún, querer evitar las críticas. Tampoco hay espacio para la política-partidista. Es hora de actuar, dice Jorge J. Colberg Toro

viernes, 6 de marzo de 2020

Tercera y última llamada al PPD

Esta encuesta es una gran oportunidad para rectificar. Es una sacudida a tiempo que, si se toma como un reto, podría despertar al gigante rojo, escribe Jorge Colberg Toro

💬Ver 0 comentarios