Ismael Torres

Tribuna Invitada

Por Ismael Torres
💬 0

Educación y progreso

Por diversas razones, el perfil de nuestro sistema público de enseñanza ha cambiado dramáticamente en las tres últimas décadas. Más recientemente ese cambio ha sido más acelerado por factores sociales y económicos vinculados a la crisis que nos afecta desde mediados de la primera década del nuevo siglo.

La crisis económica nos ha dado en la cara a todos y lo primero que vemos es la desaparición de nuestra clase media, que ha sido lanzada a la pobreza en un abrir y cerrar de ojos.

Ese asunto en sí ha afectado a miles de familias que han visto menguados sus ingresos, lo que a su vez las ha llevado a hacer ajustes en sus reducidos presupuestos.

Muchas familias ya comienzan a ajustar sus gastos, incluyendo la partida que dedicaban a la educación de sus hijos. Eso de por sí nos plantea a nosotros la pregunta de si hemos preparado a nuestros hijos para hacerle frente al país que le dejamos.

El Gobierno, por su parte, sigue manejando la crisis como una gallinita loca que no sabe para dónde va, ni lo que quiere, usando modelos que funcionaron en los años cuarenta y cincuenta pero que se hicieron ineficaces.

Así las cosas, vemos que contrario a lo que hacen otros gobiernos del mundo, aquí se pretende manipular la información, para dar la impresión de que todo marcha bastante bien y que la crisis está bajo control. Pues lo importante es guardar apariencias hasta el 2016 a ver si se ganan las elecciones.

Son varias las instancias en que nos enteramos de lo que está haciendo el gobierno a través de fuentes del exterior, principalmente del mundo financiero de Nueva York.

El magisterio ha sido duramente golpeado por la crisis y el gobierno trata al magisterio como a cualquier hijo de vecino, sin entender que el maestro es una de las figuras de más importancia social. Un país que no atiende su educación abona directamente a la ignorancia y no creo que esa sea la ruta que queremos.

La imagen que se ha ido formando de Puerto Rico tanto interna como externamente no es buena y con ella tendrán que bregar nuestros hijos.

Y no sé si los hemos estado preparando para administrar este emplegoste que les hemos dejado.

Hay que darle más atención a la educación y demás componentes del sistema público de enseñanza. No hacerlo será lanzar a la pobreza a los jóvenes de ahora y del mañana.

No hay manera de hablar de desarrollo económico ni de economía del conocimiento y de la tecnología si no atendemos unidos, con rigor y seriedad, nuestra educación, echando a un lado los intereses partidistas y combatiendo sin tregua la corrupción gubernamental, que destruye nuestra democracia.

Otras columnas de Ismael Torres

domingo, 1 de octubre de 2017

Potenciales brotes después de María

El periodista Ismael Torres señala la preocupación sobre la salud y la higiene después del huracán, una tarea imprescindible por realizar

jueves, 28 de septiembre de 2017

A evitar las teorías conspiratorias

El periodista Ismael Torres reflexiona sobre cómo Puerto Rico enfrenta su reto más grande en más de un siglo tras el golpe del huracán María

viernes, 22 de septiembre de 2017

La radio y cuando volvimos a ser gente

El periodista Ismael Torres comparte vivencias de su participación en la cobertura radial durante el paso del huracán María por Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios