Roxana Cruz Rivera

La opinión experta

Por Roxana Cruz Rivera
💬 0

El informe de gasto tributario

El Departamento de Hacienda publicó recientemente un informe sobre el gasto tributario en Puerto Rico para el año 2017. El informe fue publicado en inglés y se conoce como Puerto Rico Tax Expenditure Report of 2017 (en adelante ?IGT, por sus siglas en español). El IGT es uno del sinnúmero de requerimientos de divulgación de información de la Junta de Control Fiscal al Gobierno de Puerto Rico al amparo de la ley Promesa.

Aunque es la primera vez que el Gobierno de Puerto Rico confecciona un informe de gasto tributario, hoy día todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), muchos estados de los Estados Unidos y países en desarrollo cuentan con un IGT. La confección del informe fue por años una de las metas del grupo de economistas de Oficina de Asuntos Económico del Departamento de Hacienda y parte de los pedidos de información de grupos y asociaciones que reclaman mayor transparencia sobre la cantidad de recaudos y gastos del gobierno.

¿Qué es un gasto tributario?

Son recaudos dejados de recibir por el Departamento de Hacienda por razón de la concesión de tratamientos contributivos especiales a través de diferentes leyes. La concesión de tratamientos contributivos especiales son en términos generales excepciones totales o parciales al pago de contribuciones.

Las concesiones consideradas en el IGT están contenidas en el Código de Rentas Internas de 2011, según enmendado, y en un sinnúmero de leyes de incentivos contributivos existentes. El informe no incluye contribuciones municipales o sobre la propiedad.

¿De cuáles tratamientos contributivos especiales estamos hablando?

En términos generales, estamos hablando de exenciones, tasas reducidas, exclusiones, deducciones y créditos contributivos que aparecen en la planilla de contribución sobre ingresos de individuos y corporaciones en Puerto Rico, la planilla de IVU y las declaraciones de arbitrios.

Las concesiones contributivas especiales más comunes incluyen las deducciones por pago de intereses hipotecarios, gastos médicos, y aportaciones a planes de retiro e IRAs.

También incluyen las exenciones totales aplicables a entidades sin fines de lucro, como las iglesias, y las tasas reducidas incluidas en las leyes de incentivos aplicables al sector de la manufactura y servicios para exportación (de 0% a 4% en el caso de la Ley No. 135 de 1998, Ley 73 de 2008 y Ley No. 20 de 2012) y tasas preferenciales aplicables a ganancias de capital, entre otras.

¿Qué información contiene el IGT?

El IGT incluye un estimado del costo para el gobierno (recaudos dejados de recibir) de cada una de las concesiones contributivas existentes por separado. Por ejemplo, el IGT establece que el gasto gubernamental de la deducción por el pago de intereses hipotecarios para el 2017 fue de alrededor de $201 millones de dólares.

Es importante destacar que el estimado es uno estático, separado e independiente. Es decir, el estimado de costo de un beneficio contributivo particular no toma en consideración cambios en la conducta de los contribuyentes como resultado de la eliminación del beneficio. Tampoco, toma en consideración el efecto que pudiera tener la eliminación de una concesión sobre otra ni la interacción entre las mismas.

¿Cuánto dinero el gobierno de Puerto Rico dejó de recibir en el 2017?

El IGF no establece ni pretende estimar el potencial aumento en recaudos como resultado de la eliminación de todas las concesiones especiales existentes para el 2017. En vez, se limita a establecer el costo de cada concesión por separado y advierte que dichos estimados no deben agregarse para obtener un estimado confiable del costo total de las concesiones.

Por ejemplo, según el IGT las concesiones especiales de contribución sobre ingresos a la industria manufacturera (bajo las leyes no. 135 de 1997 y 73 de 2008) ascienden a alrededor de $16,000 millones. Es decir, en un sólo renglón, el IGT establece un gasto tributario de $16 billones.

Este estimado no considera la posibilidad de que las compañías manufactureras reduzcan o cesen sus operaciones en la isla ante la eliminación de una concesión especial, y Hacienda en un escenario real recaude mucho menos de los $16 billones.

¿Qué utilidad, si alguna, tiene el IGT?

La demanda del pueblo de Puerto Rico, la Junta de Supervisión Fiscal, el Congreso de los Estados Unidos y potenciales inversionistas para una mayor transparencia en materia de política fiscal requiere reflexión e información certera sobre el tema de los gastos tributarios.

Por décadas, Puerto Rico ha utilizado los gastos tributarios como herramienta de atracción de inversión. Sin embargo, hasta el momento no teníamos una herramienta confeccionada específicamente para determinar el costo al gobierno y a los ciudadanos que pagamos contribuciones de los beneficios contributivos existentes.

Por lo tanto, este es un tema fundamental para conocer la práctica del otorgamiento de incentivos y sus efectos en los recaudos y la actividad económica. También es una herramienta importante para la evaluación de legislación contributiva y la confección de presupuestos realistas que reflejen claramente en qué se gasta el dinero en Puerto Rico.

El ITG está disponible en la página web del Departamento de Hacienda y debemos esperar en un futuro cercano informes para el 2018 y 2019.

Otras columnas de Roxana Cruz Rivera

💬Ver 0 comentarios