Alberto J. Morales Aponte

Tribuna Invitada

Por Alberto J. Morales Aponte
💬 0

Estrés postraumático ante nueva época de huracanes

El huracán María causó destrucciones catastróficas en Puerto Rico. Además de daños materiales, hubo pérdidas humanas directas e indirectas. Tras seis meses de ocurrido, este evento todavía causa estrago y ansiedad. Incluso muchas personas ni se atreven a mencionar el nombre del ciclón, creyendo que ello atraería la mala suerte.

El 1 de junio comienza la nueva temporada de huracanes. La de 2017 incluyó 17 tormentas tropicales, 10 huracanes, seis de estos últimos intensos. Muchas personas continúan sin servicio eléctrico, con daños estructurales en su residencia. No han podido ni arreglar el techo de sus viviendas, lo que provoca incertidumbre y tristeza profunda. Todas estas situaciones y otras relacionadas a raíz de este huracán han provocado en muchos lo que se conoce como trastorno de estrés postraumático (TEPT), el cual describo a continuación.

¿Qué es el estrés postraumático?

El trastorno de estrés postraumático es una condición de salud mental real, con síntomas específicos relacionados a la exposición a un acontecimiento extremadamente traumático, como agresión física, abuso sexual, accidente grave, guerra, amenaza de muerte inminente e incluso un evento atmosférico como un huracán. Dicho trastorno no discrimina por edad, género o raza. El comienzo de síntomas de TEPT puede ocurrir inmediatamente luego del evento traumático, aunque los efectos podrían surgir más adelante. Pueden producirse síntomas más severos si no se trata el trastorno. Es importante entender que nadie está exento de este mal.

Síntomas (según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5))

· Recuerdos angustiosos recurrentes, involuntarios e intrusivos, de los sucesos traumáticos

· Sueños angustiosos recurrentes relacionados al trauma

· Sentir que los sucesos traumáticos se repiten

· La persona actúa como si se repitieran los hechos

· Malestar físico agudo o prolongado ante situaciones o factores que simbolizan o se parecen a los sucesos traumáticos

· Esfuerzo por evadir recuerdos (lugares, conversaciones o actividades), coherentes a los sucesos traumáticos

· Estado emocional negativo constante (miedo, culpa, vergüenza)

· Disminución de interés de actividades que antes realizaba

· Incapacidad de sentir emociones positivas (felicidad, satisfacción)

· Hipervigilancia, sobre salto, dificultad de concentración, alteración del sueño

Si presenta algunos de estos síntomas y le afectan tu vida social, debe buscar ayuda a través de un profesional de la conducta humana, ya sea un psicólogo o psiquiatra. También puedes comunicarte a la Línea de Primera Ayuda Psicosocial (PAS) de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), al número telefónico: 1-800-981-0023, donde puedes recibir una sesión de desahogo y consejería totalmente gratuita, además de orientación sobre salud mental. Toda situación tiene remedio, está en usted darse la oportunidad de volver a sentirte feliz y estable emocionalmente. No lo deje para luego.

Otras columnas de Alberto J. Morales Aponte

💬Ver 0 comentarios