Epifanio Jiménez

Tribuna Invitada

Por Epifanio Jiménez
💬 0

Huracán María y el peor escenario

En el mundo del manejo de emergencias se crea y utiliza el peor de los escenarios durante los ejercicios o simulacros. Se usan los resultados para evaluar los planes, acciones y ejecutorias de los entes responsables del ciclo del manejo de emergencias. Esto es, Antes (preparación), Durante (respuesta) y Después (recuperación y mitigación).

Se procede con los resultados y las evaluaciones para crear proyectos de mitigación para eventos futuros. Se corrigen y enmiendan planes, y se crea nueva legislación para las autoridades fijen responsabilidades a las agencias que no cumplieron con su deber ministerial, por desconocimiento, lentitud o negligencia. La meta es minimizar la pérdida de vida y propiedad ante el pueblo y nuestra gente.

María, lamentablemente, produjo el peor de los escenarios de un huracán. Qué han hecho las autoridades ejecutivas y legislativas para mitigar en un evento similar a María?

Se avecina la temporada de huracanes 2018, sin la correspondiente evaluación de María para revaluar los planes y ejecutorias de la Agencia Estatal, los jefes de agencia con responsabilidad primaria y de apoyo, los alcaldes y alcaldesas, voluntarios y el sector privado.

Deben ser proyectos de mitigación a todos los niveles para garantizar al pueblo que un evento similar no resulte en un desastre como fue con María.

El ciclo actual de recuperación no puede ser excusa para no mitigar, preparar y orientar al pueblo. Se pueden desarrollar proyectos de resiliencia en las comunidades, y de autonomía y municipalización ante emergencias, ya que nuestros alcaldes y alcaldesas y las comunidades son la primera respuesta ante cualquier emergencia.

Es mandatorio utilizar el escenario dejado por María para revaluar los planes de emergencias a nivel municipal, regional estatal y federal (Plan Catastrófico). Es muy importante el rol de las agencias con responsabilidad primaria y de apoyo, y sus respectivos jefes.

Entonces el pueblo, la sociedad y la familia podrán confiar en minimizar la pérdida de vida y propiedad ante cualquier emergencia.

No existen desastres naturales. Son eventos de la naturaleza que por la negligencia del hombre se convierten en desastres.

El que fracasa en la planificación, lamentablemente planifica para el fracaso.

💬Ver 0 comentarios