Juan Lara

Punto de vista

Por Juan Lara
💬 0

La economía no es la prioridad

No hay duda de que las medidas drásticas que ha sido necesario implantar para controlar la epidemia del COVID-19 tendrán efectos negativos fuertes en la economía.  Pero si todo sale bien, serán efectos de corto plazo, concentrados en el segundo trimestre, que pueden superarse en la segunda mitad del año.

De todos modos, aunque el daño económico se prolongue hacia el segundo semestre, lo cual dependerá de cómo se comporte la ya famosa curva de propagación del virus, la economía no es la prioridad.  Lo importante es salvar vidas, haciendo todo lo posible por frenar el avance de la epidemia.

Apenas este lunes, el gobierno de China dio a conocer datos económicos para los meses de enero y febrero, ofreciendo por primera vez un cuadro preciso de los efectos económicos de la crisis.  Los resultados son peores de lo que esperaban la mayoría de los analistas: caídas fuertísimas, casi desplome, de la producción industrial, el comercio detallista y la inversión en activos productivos.  Se habla de una caída de 6 por ciento en el Producto Interno Bruto de China en el primer trimestre del año.

Pronto veremos datos para la economía de Corea del Sur, y lo más seguro es que serán similares a los de China.  Y luego Italia.  Siguiendo la ruta de la pandemia, iremos trazando el progreso de una recesión global.

Por esto los mercados financieros están tan atemorizados.  La Reserva Federal anunció medidas drásticas para atajar la recesión que los mercados vienen prediciendo desde hace un par de semanas, pero es probable que esas medidas solo logren moderar la caída económica que se avecina.  Como dijo un ejecutivo de Wall Street: no hay diluvio de dinero que caiga del cielo que pueda detener el virus; solo la medicina y el tiempo lo pueden hacer.  Y habría que añadir: la conducta precavida de los ciudadanos.

La economía de Puerto Rico no es como las de China, Corea o Italia, por lo que no podemos proyectar los efectos locales de la pandemia aplicando directamente los indicadores económicos de esos países.  Pero en los meses posteriores al huracán María ya vimos cuánto puede sufrir la producción y el empleo por varias semanas de interrupción de la actividad económica normal.  Esperemos que en esta ocasión el choque a la economía no sea tan intenso.

¿Qué podemos hacer?  Primero que nada, evitar enfermarnos, y, de esa manera evitar el contagiar a otros.  Para lograrlo, lo importante es observar las medidas que se han puesto en vigor y seguir los consejos de los especialistas.  Pero también podemos tomar algunas medidas para suavizar en lo posible el efecto económico de este proceso.

Ya la Junta de Supervisión Fiscal aprobó el uso de un fondo de emergencia millonario para apoyar las medidas sanitarias del gobierno.  Se aplazó la radicación de la planilla de contribución sobre ingresos yse otorgó un período de gracia a quienes tienen que tramitar licencias y permisos en agencias gubernamentales.

A esa lista, que no está mal, para comenzar, podríamos añadir otras medidas.  Por ejemplo, suspender, aunque sea de manera temporera, la contribución a la propiedad que se aplica a los inventarios, para facilitar el abasto de productos.  Otra posibilidad es legislar un reintegro contributivo especial para los trabajadores más afectados por la interrupción de su trabajo ordinario, al estilo del que se autorizó en la administración de Barack Obama durante la Gran Recesión.

Todas estas medidas tienen un efecto fiscal negativo, y para ponerlas en vigor sería necesario modificar, una vez más, el plan de ajuste fiscal que están negociando nuevamente el gobierno y la Junta.  Pero el plan fiscal no puede ser una camisa de fuerza en estas circunstancias.

Otras columnas de Juan Lara

martes, 7 de abril de 2020

Se acerca el momento para revivir la economía

En el punto en que estamos, es necesario tener un plan para la transición, a fin de ir reactivando los sectores que están parcial o totalmente detenidos, escribe Juan Lara

domingo, 22 de marzo de 2020

Cambio de énfasis en el Plan Fiscal

Juan Lara indica que las medidas de austeridad del Plan Fiscal de Puerto Rico tienen que quedar en suspenso, aunque sea temporalmente, debido a la pandemia

jueves, 19 de marzo de 2020

¿La política fiscal federal al rescate?

Existe la posibilidad de que el gobierno federal asuma una gran parte de los costos de esta crisis y le ahorre al gobierno local una carga muy pesada, escribe Juan Lara

martes, 10 de marzo de 2020

La epidemia causa turbulencia en la economía

Es evidente que la economía italiana se va a afectar de manera severa. Pero las condiciones no necesariamente tienen que llegar a ser tan extremas en otros lugares, dice Juan Lara

💬Ver 0 comentarios