Cecilio Ortiz García

Tribuna Invitada

Por Cecilio Ortiz García
💬 0

Las transiciones universitarias

La salida del país de miles de universitarios puertorriqueños a causa del huracán María ha sido un fenómeno poco comentado en la prensa. La falta de servicio eléctrico a cientos de miles de puertorriqueños, y los problemas con los sistemas de comunicaciones, transportación y educación a más de cuatro meses después del ciclón han acaparado la atención de los medios.

Lo cierto es que a poco más de un mes después de María, muchos universitarios regresaron a clases y también a hospedajes sin agua ni luz, con algunos a recintos todavía sin todos sus servicios reestablecidos.

Sin embargo, la información que surge de la prensa norteamericana apunta a dos datos interesantes. Primero, Cornell, University of Central Florida, SUNY, CUNY, NYU, Miami Dade College, Tulane y otras han aceptado ya miles de estudiantes puertorriqueños. Estas ofertas han sido enmarcadas como ayuda humanitaria, o sea, son medidas de mitigación que se hacen en el contexto de apoyar a que el estudiante acabe su semestre. Ciertamente una acción loable.

Segundo, ahora mismo en nuestro “laboratorio vivo”, docenas de universidades investigan áreas como manejo de desastres, procesos de recuperación, resiliencia, y otras con dinero de agencias federales como National Science Foundation (NSF) y el National Institute of Health (NIH), etc. sin que haya un vínculo entre esta actividad y nuestros valiosos recursos en las universidades de Puerto Rico.

En el ambiente de competitividad que caracteriza la universidad de hoy, se percibe el riesgo de que la ayuda ofrecida por estas universidades acabará drenando la matrícula de las universidades en la isla. Aunque este argumento es entendible, demuestra una falta de visión administrativa por parte de la academia puertorriqueña. Además, la falta de comunicación e interconexión de esfuerzos demuestra una falta de capacidad de colaboración interuniversitaria entre las universidades privadas y públicas del país, y las universidades en Estados Unidos.

Si estamos localizados en la ruta de huracanes que van a ser más frecuentes y severos, necesitamos innovación en la manera en que nos organizamos para aumentar nuestra resiliencia a estos. Sentarnos con otras universidades que pudieran estar viviendo en un futuro escenarios análogos, para establecer acuerdos colaborativos de investigación y movilidad estudiantil hace mucho más sentido. Las universidades tenemos que transicionar de solo comunidades de interés, compitiendo por recursos escasos, a ser comunidades de práctica; colaboradores en el diseño de soluciones aplicables para el bienestar de las comunidades a quien servimos como colaboradores, no clientes. Esto desarrolla actividad económica en nuestras regiones y, a su vez, apoya volver a visualizar a nuestras regiones como focos de actividad, innovación y bienestar humano.

Ya el Instituto Nacional de Energía y Sostenibilidad Isleña (INESI) presentó ante la Comisión de Reforma Universitaria cómo el programa CenDeRos logra esta transformación. Los 11 recintos de la UPR se convierten entonces en Centros de Desarrollo Regional Sostenible (CenDeRos). Utilizando el concepto de Plataforma de Convergencia Interuniversitaria (PCI) se establecen acuerdos entre municipios, empresas, organizaciones sin fines de lucro y comunidades con universidades, tanto privadas o públicas, en o fuera de Puerto Rico, para asegurar la transferencia del conocimiento necesario, no solo para ayudar la región que sufrió el daño esta vez, si no para también aumentar el aprendizaje adaptivo entre los diferentes sectores que se unan a la plataforma.

Desde sequías severas a huracanes, las Plataformas de Convergencia Interuniversitaria les permiten a estas instituciones actuar como verdaderas comunidades de práctica, promoviendo la investigación, la movilidad estudiantil y la transferencia de conocimiento a los gobiernos locales y las comunidades que las albergan. La universidad puertorriqueña, como institución, no necesita ayuda humanitaria, necesita innovar en la manera en que nos organizamos para ser agentes de cambio hacia un Puerto Rico sostenible.

💬Ver 0 comentarios