Xiomara Feliberty Casiano
💬 0

Los cazadores no invisibles

Cuenta la leyenda de la comunidad los Miskitos en Nicaragua que tres hermanos recibieron el don de la invisibilidad por un dios en el bosque.  El dios ofreció el regalo para que pudieran cazar y alimentar a su comunidad, pero tenía dos condiciones: no cazar con armas de fuego y tampoco podían obtener beneficios económicos. La comunidad los trataba como héroes cuando llegaban con las presas. 

Un día se acercaron unos comerciantes extranjeros y ofrecieron pagar por los trozos de carne que la comunidad no consumía. Los cazadores rompieron la primera condición y vendieron solo las sobras, pero los comerciantes insistieron en que si cazaban con otras armas tendrían más carne para la comunidad y vender. Muy pronto comenzaron a cazar con armas y vender toda la carne. Esto provocó hambre y desasosiego en el pueblo. Los mayores imploraron a los hermanos, pero no se conmovían ante su dolor.  Los cazadores, cegados por las ganancias, olvidaron el don prestado y las promesas incumplidas. 

El dios no olvidó a los cazadores. Los dioses nunca olvidan y siempre castigan, al menos en los cuentos para niños. Los cazadores no pudieron volver a su forma mortal. Fueron invisibilizados por una eternidad. Las comunidades indígenas de la selva en Nicaragua aún creen que los cazadores vagan como almas en pena por traicionar los valores de su comunidad. 

En una lección para niños buscaríamos las moralejas y otras lecciones, pero ustedes lectores saben más que eso. Conocen a los cazadores y a los comerciantes que nos rodean en plena visibilidad sin necesidad de ocultarse. Aquellos que culpan a la música, la diversidad, o a nuestra Universidad no se detienen para cuestionar a los cazadores que han traicionado a nuestras comunidades. La ironía es tan grande que para hacerlos más visibles les dan hasta programas de televisión o sueldos comparables con los ingresos de monarcas. 

A ustedes, lectores, ¿no les da escalofríos pensar que caminan entre ellas y ellos?

Otras columnas de Xiomara Feliberty Casiano

jueves, 1 de agosto de 2019

El Rey Charlie

El Rey Charlie y la chica con la cacerola son algunos de los personajes en los márgenes que no podremos olvidar en la lucha por un mejor Puerto Rico

viernes, 5 de julio de 2019

Las batatas de Casandra

Xiomara Feliberty Casiano narra el espíritu de lucha en la finca Casandra, un esfuerzo arecibeño por la independencia alimentaria

jueves, 6 de junio de 2019

Basura, bolsas y drones

Xiomara Feliberty Casiano relata la experiencia del recogido de basura en un vecindario

💬Ver 0 comentarios