Buscapie

lock

¿Qué democracia?

Creer que el fallido evento electoral se debió a la incompetencia de unos cuantos y no a acciones deliberadas es tan enajenante como creer que vivimos en una democracia porque tenemos elecciones, dice Ana Teresa Rodríguez

Actualizado hace 15 minutos.

lock

Planos seguros: esperanza y humanismo

Los Planos Seguros Residenciales serán esa “mano amiga”, esas instrucciones que llevarán a cada familia a alcanzar el derecho de vivir en una residencia con calidad de vida y seguridad, dice Astrid Díaz

Las ventanas rotas y la esperanza

Nunca debemos renunciar a la esperanza de algo mejor. La tarea de mejorar el país no es exclusiva de una administración gubernamental, dice Isamari Castrodad

Primarias, pero con cuidado

A ti, elector: tu voto es importante, pero, por favor, toma todas las medidas necesarias para evitar el contagio. ¡Cuídate mucho!, escribe Ruth Merino

Un día dura tres otoños

El presente, sin embargo, nos pide que intentemos saber qué es el otro, quién es, por qué nos hace tanta falta, escribe Félix Jiménez

Ahí está la sabiduría

No podemos evitar las tormentas, pero podemos luchar para evitar los contagios. Y en reconocer esa diferencia…. Ahí está la sabiduría, escribe Alexandra Vega

Cedazo electoral y corazones ciegos

Los partidos no solo presentan su primaria, sino un ejercicio de movilización para contabilizar cuántos corazones del rollo siguen latiendo fervorosamente por los partidos obsoletos que nos han traído hasta aquí, escribe Edwin Sierra González

Estado fallido

Ileán Pérez Cruz expresa que el término trabajadores esenciales es un eufemismo para evitar los cambios estructurales que crearían una sociedad justa para los latinos y negros que en su mayoría ocupan esos puestos

Bienvenida la educación virtual

Ruth Merino declara que preocupa que los CDC ignoren de una manera tan escandalosa el conocimiento científico que existe sobre la pandemia

De aniversarios

La nación no es un infante, no se transforma el día con un bizcocho de su superhéroe favorito ni con una piñata llena de juguetes y dulces y sorpresas. No es una fiesta de marquesina la que compondrá las cosas, escribe Félix Jiménez