José L. Bolívar Fresneda

Punto de Vista

Por José L. Bolívar Fresneda
💬 0

Nuestra diáspora y el COVID-19

Un estudio por el reconocido profesor puertorriqueño de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), César Ayala, revela que el 64 por ciento de las personas que se consideran puertorriqueñas reside en Estados Unidos y, precisamente, en los estados de mayor incidencia del COVID-19.

De acuerdo con el estudio del profesor Ayala, para 2018, la población de Puerto Rico era 3,193,000. Esto es una merma substancial cuando consideramos que la población en 2000 era 3,808,610, que en 2010 era 3,722,000 y que, a junio de 2020, es 2,864,170.

Por consiguiente, durante las pasadas dos décadas Puerto Rico ha perdido 944,440 habitantes, lo cual equivale al 24.8 por ciento de la población de 2000. Sin embargo, la reducción más dramática se observó entre 2010 y 2020. En los primeros diez años del Siglo XXI, la isla perdió 86,610 habitantes, mientras que entre 2010 y 2020 la contracción fue de 857,830. ¡Esto equivale que emigraron 7,149 personas cada mes en una década!

La población de puertorriqueños en Estados Unidos en 2018 era 5,771,813, lo que suma el 64 por ciento de la población total de personas consideradas puertorriqueñas. ¿Dónde se encuentra la mayoría de esta diáspora? En Nueva York y en la Florida, los dos epicentros del COVID-19. Sin embargo, no siempre fue así.

En 2004, había 1,109, 645 puertorriqueños en Nueva York, y en los estados que le seguían, Florida, Nueva Jersey y Pensilvania, había 656,299, 441,134 y 256,620 respectivamente. En cuanto a las ciudades, vemos que para 2004, Nueva York tenía 891,179 habitantes, Orlando 199,648, Boston 148,299, Filadelfia 172, 392, Miami 157,757, Chicago 135,574, Newark 113,054, Tampa 105,564, Hartford 94,355 y Los Ángeles 84,083. El estado con la cantidad menor de puertorriqueños era Dakota del Norte con 218. De los estados del sur, Mississippi contaba con solo 1,597 puertorriqueños.

La demografía cambio drásticamente para 2018. Nueva York- quizás por el frío y los elevados costos de vida- dejó de ser el lugar de predilección de los puertorriqueños. Fue sustituido por Florida. Este estado cuenta con más puertorriqueños que Nueva York, 1,171,637 en comparación con 1,082,631. Durante los años 2004 a 2018, la población puertorriqueña de Nueva York disminuyó en 27,014 habitantes, lo que equivale al 2.4 por ciento. La población puertorriqueña de Florida, por otro lado, aumentó en 515,338, lo que equivale a un aumento surreal de 78.5 por ciento. Pensilvania también vio un aumento de puertorriqueños entre 2004 a 2018, de 256,620 a 472,213, y Texas de 84,441 en 2000 a 137,347 en 2010 y 213,809 en 2018. Estos fueron los tres estados con el mayor índice de crecimiento.

¿Que podrán significar estos cambios demográficos para los puertorriqueños que vivimos en la isla? Los gastos fijos de operar las infraestructuras- agua, electricidad, carretas, telecomunicaciones, salud, educación y otros- tendrán que ser sufragados por una población menor. Aunque el uso de cada uno también se reduce, el recaudo del gobierno recaerá en un grupo menor (y como si fuera poco, la manufactura, el motor económico más importante del país, también se encogió).

El futuro nos presenta enormes retos. Requerirá asistencia de alguna manera u otra de Washington. Esperemos que, entre todos, encontremos nuevos caminos, y un futuro económico y social brillante para nuestros hijos y nietos.

Otras columnas de José L. Bolívar Fresneda

lunes, 13 de abril de 2020

La salud o la economía

José L. Bolívar Fresneda analiza los resultados de un estudio que compara los contagios y muertes por COVID-19 en Puerto Rico y otras jurisdicciones estadounidenses

💬Ver 0 comentarios