José Yamil Montañez Agosto

Punto de Vista

Por José Yamil Montañez Agosto
💬 0

Nuestro rol como hombres y la violencia en la cuarentena

Ha trascendido en la prensa el aumento de las situaciones de violencia de género debido a las denuncias que han realizado organizaciones que atienden a mujeres.  A principios de mes dos hombres asesinaron a sus parejas mujeres en el pueblo de Aguada, uno de estos en el principio del aislamiento. Por su parte, organizaciones nacionales e internacionales sin fines de lucro han realizado un incansable trabajo en publicar recomendaciones y guías que debe considerar el Estado para el apoyo a las mujeres que son víctimas. 

Para los y las que trabajamos con los hombres, entendemos que es importante dirigirse a ellos y reconocer que hay acciones y actitudes que ponen en riesgo a poblaciones vulnerables. Estas pueden manifestarse en violencia en la relación de pareja y en el núcleo familiar. Las manifestaciones de violencia pueden ser desde ignorar una necesidad que presente la pareja hasta agresiones físicas, entre muchas otras. En situaciones de emergencia como la que vivimos con los huracanes Irma y María y como la situación actual del COVID-19, la violencia de género tiende a aumentar.  

A los hombres nos toca reconocer la dimensión de las implicaciones de la emergencia salubrista que vive el mundo, por un lado. Por otro lado, por lo antes mencionado, muchos estaremos por tiempo prolongado en nuestros hogares durante el periodo de cuarentena, donde puede haber situaciones de tensión y conflicto en los hogares de Puerto Rico.

Para evitar ejercer violencia podemos tomar en consideración estar bien contigo mismo, cuidando tu físico y tus emociones (no dudes en pedir ayuda). Estar bien con tus hijos e hijas, para que te des la oportunidad de ejercer una paternidad activa y corresponsable. Tener conciencia si te encuentras en momentos de molestia, ira y tensión, y sientes que puedes perder la calma, o si tiendes a reaccionar violentamente cuando te enfrentas a una situación difícil o conflictiva. Cuando tienes desacuerdos, conflictos o problemas con tu pareja, utilizas la violencia para imponerte. Detente, respira y dile a la otra persona que necesitas un momento a solas. Dirígete a un espacio en el que puedas tranquilizarte, reflexionar y pensar las cosas. No regreses hasta que estés calmado. 

Si necesitas apoyo o alguien a quien conozcas puede necesitarlo, puedes llamar a líneas de apoyo psicosocial como la línea PAS, disponible las 24 horas 1-800-981-0023.

Otras columnas de José Yamil Montañez Agosto

💬Ver 0 comentarios