Zoé Laboy Alvarado

Punto de vista

Por Zoé Laboy Alvarado
💬 0

Nuestros niños primero, ¿palabras o acción?

Por muchos años en Puerto Rico hemos hecho referencia a la frase “nuestros niños primero” y sé que muchos creemos firmemente en eso. Nuestros niños, en efecto, representan el futuro de nuestra isla. Por eso, creo que los gobiernos deben hacer su mayor inversión y usar la mayor cantidad de su presupuesto en servicios directos a ellos.

Uno de esos servicios principales es la educación. Lamentablemente la educación pública en Puerto Rico está lejos de ofrecer a nuestros niños lo que se merecen.

Sin embargo, igual tengo que reconocer la dedicación de la mayor parte de los maestros que día a día los reciben y, a pesar de las condiciones difíciles de trabajo, les instruyen y educan con amor.

Pero, ante los desastres naturales que nuestra isla ha experimentado, como el huracán María y los sismos, me pregunto si verdaderamente hemos pasado de un lema a una acción.

Cuando hablamos del servicio de educación para nuestros niños, va más allá de la educación que se les imparte. Incluye el ambiente en el que estudian y donde pasan la mayor parte de sus días.

Las condiciones del lugar de trabajo o de estudio tienen un impacto directo en nuestro desempeño. Por eso, hoy, más allá de “cómo se ven” nuestras escuelas, me preocupa sobremanera si esos edificios son seguros para nuestros niños. Sin duda, el huracán María nos impactó mucho, pero los terremotos nos “advirtieron” que es hora de poner en acción las palabras “nuestros niños primero” en el aspecto más básico: seguridad. Todos, al ver la foto del colapso de la Escuela Agripina Seda en Guánica, nos horrorizamos al pensar qué hubiese pasado si hubiese sido un día regular de clases.

Ante esta situación, el ingeniero Carlos Pesquera, quien preside el comité a cargo de las inspecciones de nuestras escuelas públicas, ha explicado que los daños que han sufrido no son solo producto de los terremotos sino de daños causados por María y por falta de mantenimiento, entre otros. Con el compromiso de trabajar a todo vapor para abrir la mayor cantidad de escuelas a la brevedad posible, nos informa que en o antes del 14 de febrero de 2020, de un total de 857 escuelas, 627 estarán abiertas y el resto continuarán clasificadas entre aptas parcialmente y no aptas. Sin embargo, aclaró que las certificaciones otorgadas no significan que las escuelas aptas para abrir sean resistentes a otro sismo, como los experimentados.

Por otro lado, hemos escuchado a expertos en el tema sugerir que nuestros niños no deben regresar a su escuela hasta que el gobierno pueda certificar que ese plantel, además de que las condiciones estructurales son seguras, sea resistente a otro sismo. Además, con mucha frecuencia escuchamos alegaciones de incongruencias en las certificaciones y falta de transparencia en los procesos de certificación. Y, por otro lado, sabemos que muchos padres y madres han optado por no enviar a sus hijos a algunas de las escuelas clasificadas como aptas para abrir.

Ante el cierre de escuelas y la necesidad urgente de que nuestros niños regresen a estudiar, se ha hablado de alternativas como educación en línea, de alternar horarios diferentes, y de usar vagones, carpas u otros lugares como salones de clase.

Ante toda esta información, ¿qué hacemos?

Después de estar en el mundo de la política, sé la importancia de la opinión pública, pero le toca al gobierno hacer lo correcto. Cierto que todos nuestros niños ya deben regresar a estudiar, pero, como su seguridad tiene que ir por encima de toda otra consideración, pido que, sin importar la presión pública, solo regresen a escuelas que, además de estar aptas para abrir, sean resistentes a un terremoto. ¡Nuestros niños primero!

Otras columnas de Zoé Laboy Alvarado

miércoles, 19 de febrero de 2020

El daño de las “terapias de conversión”

Zoé Laboy Alvarado declara que las técnicas de esas “terapias” son devastadoras, particularmente por su impacto negativo en la autoestima de la víctima

martes, 18 de febrero de 2020

Menores “mulas” de droga

Zoé Laboy Alvarado señala que es hora de que, tanto el gobierno de Puerto Rico como el federal, actúen ante la inaceptable, injusta y abusadora práctica de usar a nuestros menores

miércoles, 12 de febrero de 2020

Mentiras y realidades de Trump

Los daños que tanto el huracán María como los recientes terremotos han causado ameritaban, como mínimo, un “estamos con ustedes” de parte de Trump, dice Zoé Laboy

miércoles, 5 de febrero de 2020

Los federales, ¿“taking over”?

Parecería que la participación, asesoría y autoridad para decidir por parte de federales o exfederales se ha convertido en la norma y no la excepción, dice Zoé Laboy

💬Ver 0 comentarios