Orlando Parga

Tribuna Invitada

Por Orlando Parga
💬 0

Puerto Rico is America

El presidente Trump no tiene base o justificación constitucional, política ni moral para discriminar contra los ciudadanos americanos de Puerto Rico la distribución de fondos de emergencia por eventos catastróficos. Lo que sí puede intentar, tal como contra los inmigrantes, es usar la herramienta de una orden ejecutiva para limitar la asistencia federal que nos corresponde; o como para todo fin práctico ya hizo, instruir sus jefes de gabinete para amarrar los desembolsos a Puerto Rico.

Un estudio revelado estos días por académicos de la Michigan State University confirma que la respuesta federal a los daños que sufrieron los estados de Texas y Florida fue mucho más ágil y substanciosa que la reconocida y otorgada al territorio de Puerto Rico. Tomando en cuenta que esa ayuda federal está legislada para socorrer al ciudadano cuya calidad de vida quedó en precario tras el embate de un desastre natural, y que los estados favorecidos por la Administración están entre los más ricos con recursos propios para socorrer sus habitantes, este discrimen contra los ciudadanos americanos de Puerto Rico es un acto bestial. Para Trump, somos como peones en una mesa de ajedrez, rehenes para extorsionar al Congreso los billones que necesita su mítica muralla de la frontera con México.

No obstante, como resultó de las caricias de María, sucede que la desgracia nos pone en el mapa y puede transformarse en bonanza. Contrario a lo que Trump quisiera pensar, los puertorriqueños no estamos fuera tratando de entrar ilegalmente por la frontera sureña; junto a Islas Vírgenes, Puerto Rico es la frontera y nuestro territorio está habitado por ciudadanos americanos con pleno derecho a lo que Trump pretende esquilmarnos.

Esta perversidad en Casa Blanca contra los más débiles beneficiarios del programa de asistencia nutricional (PAN), abre puertas para hacer conciencia nacional. Que más de 200,000 boricuas han servido en las Fuerzas Armadas desde que nos otorgaron la ciudadanía en 1917… que alrededor de 1,300 soldados puertorriqueños dejaron la vida en las guerras que Estados Unidos ha combatido a lo largo y ancho del planeta… que con nuestras limitación territorial y económica, somos el más importante mercado consumista externo para los productos de los estados continentales… que el talento puertorriqueño brilla en las artes, las ciencias, la política, desde Broadway, la NASA, a la Corte Suprema… y que indiscutiblemente somos la joya de más esplendorosa belleza tropical bajo la bandera estadounidense.

Y es tiempo de recordar, y hora de recordarles, esto que somos.

Otras columnas de Orlando Parga

lunes, 25 de marzo de 2019

“¡No me dejen sola!”

El exsenador Orlando Parga argumenta sobre los retos del Carmen Yulín Cruz y el PPD

viernes, 22 de marzo de 2019

El nuevo camino de Carmen Yulín

El exsenador Orlando Parga indica que la aspirante a gobernadora viste la independencia de atuendo electoralmente más digestible bajo titularidad de soberanista

martes, 5 de marzo de 2019

El reptil de la corrupción

Orlando Parga expresa que la maldad viene empaquetada con el colorido de nuestros ideales y el aprovechamiento del poder se aprende desde abajo

💬Ver 0 comentarios