Abimael Lisboa

Tribuna Invitada

Por Abimael Lisboa
💬 0

Violencia desenfrenada

Debemos detenernos y reflexionar sobre las consecuencias nefastas que provoca la ola de violencia que azota a nuestro país. Día a día la violencia sigue en ascenso y nos hunde en las profundidades de la putrefacción.

Aunque el gobierno tenga la responsabilidad de actuar con determinación para evitar más criminalidad en nuestro país e implantar medidas para garantizar la protección de cada puertorriqueño, también nosotros tenemos que actuar, colaborar y trabajar en conjunto para lograr una verdadera transformación social.

Nuestra democracia exige ciudadanos activos que ayuden a mejorar y fortalecer la eficiencia gubernamental. No es una tarea fácil, pero podemos seguir el ejemplo de países como Colombia y México, que han llevado a cabo programas de participación ciudadana enfocados en disminuir la violencia. Estos programas han demostrado resultados positivos y sobre todo alentadores. Dicen que en la unión está la fuerza, y creo que en la unión también está la capacidad de revertir la lamentable situación social que atraviesa nuestro país.

No permitamos que más cintas amarillas de las escenas criminales delimiten espacios de nuestro territorio. Lancemos un salvavidas de esperanza, apoyo y compromiso para detener la ola de violencia que nos arropa. Inculquemos valores y el respeto a la vida humana. Forjemos una sociedad más segura. Puerto Rico es capaz de sobrevivir a esta crisis. Salvemos nuestro emblema de ser la Isla del encanto.

Para quienes no son víctimas directas, la crisis de violencia que enfrenta Puerto Rico puede parecer un espectáculo al estilo de Hollywood. Quizás los robos, persecuciones, agresiones agavadas, violaciones, asesinatos, masacres y crímenes de odio de nuestro diario vivir puedan servir de idea para que productores locales desarrollen series al estilo de las cadenas extranjeras. Sin embargo, sería penoso que con trágicos guiones, la industria local reviva como los zombies de Thriller.

💬Ver 0 comentarios