Eddie Alicea Sáez, presidente ejecutivo de la Cooperativa La Sagrada Familia
Eddie Alicea Sáez, presidente ejecutivo de la Cooperativa La Sagrada Familia (Suministrada)

El compromiso de luchar por el bienestar de las comunidades del país es el motor que dicta la esencia y el funcionamiento de la Cooperativa de Ahorro y Crédito La Sagrada Familia.

Con más de 60 años brindando asistencia financiera, la misión de la cooperativa es acompañar a socios, clientes, entidades y comunidades que, por distintas razones, no cuentan con los servicios de instituciones financieras tradicionales.

“Somos una comunidad. Al momento de servir a nuestros socios, no solo nos enfocamos en el aspecto financiero. Nos gusta ir más allá”, destacó Eddie Alicea Sáez, presidente ejecutivo de la Cooperativa La Sagrada Familia.

De esta forma, el personal de la cooperativa gestiona las iniciativas tras considerar las necesidades de los socios y sus respectivas comunidades alrededor de la isla.

Cooperativa La Sagrada Familia
Cooperativa La Sagrada Familia (Suministrada)

“Decimos presente a la hora de caminar con nuestra gente y prestamos atención a sus necesidades. Nos encargamos de desarrollar proyectos y productos tomando en consideración sus situaciones”, indicó el cooperativista.

Un ejemplo de estos proyectos de impacto social es la campaña Impulsando Emprendedores —lanzada en septiembre— que busca resaltar las historias de personas que, mediante sus acciones, aportan al desarrollo del país.

“Debemos dejar de percibir el emprendimiento como un término exclusivo del área empresarial. Queremos reconocer las gestiones diarias que realizan los ciudadanos. Deseamos reconocer las acciones de las personas que estudian, trabajan, les dedican tiempo a sus hijos o hacen el patio”, detalló.

La campaña, que fue producida por la agencia de publicidad Arteaga & Arteaga, está dirigida a resaltar el esfuerzo, el compromiso y el servicio a las comunidades.

“Queremos hacer un llamado a nuestro país a moverse a la acción e impulsar emprendedores. Buscamos que las personas vean, en nuestra cooperativa, un aliado que los motive durante su emprendimiento”, subrayó.

Un oasis para la comunidad

Otra muestra de la encomienda social de la institución es el Oasis La Sagrada Familia que, según Alicea Sáez, representa una de las iniciativas comunitarias más importantes de la cooperativa. En medio de la crisis provocada por el huracán María, la institución desarrolló un pozo para proveer agua potable a los ciudadanos.

Cooperativa La Sagrada Familia
Cooperativa La Sagrada Familia (Suministrada)

“Este proyecto nació como resultado de la experiencia vivida luego del impacto del huracán María. En ese entonces, nuestra gente tenía que recolectar agua de la montaña mediante una tubería ubicada en la carretera 142″, señaló.

En un principio, el Oasis buscaba mitigar la escasez de agua potable que sufrían las personas tras el embate del ciclón. Con el paso del tiempo, el proyecto evolucionó hasta convertirse en un centro de resiliencia, un espacio donde residentes de los municipios de Barranquitas, Corozal, Comerío, Naranjito y Orocovis pueden organizarse en momentos de emergencia o desastre natural.

“Nos dimos cuenta de que teníamos la posibilidad de ampliar la iniciativa. Creamos un proyecto de resiliencia para servir a nuestra región que, por sus dificultades geográficas durante el impacto del huracán María, estuvo incomunicada”, comentó.

Para desarrollar el proyecto, la cooperativa invirtió alrededor de $650 mil. El centro, que cuenta con el aval del Negociado para el Manejo de Emergencias y la Administración de Desastres (NMEAD), será un nuevo “Community Hub Macro” que servirá a más de 128,000 habitantes de esta región de la isla.

Localizado en Naranjito, el establecimiento tiene un salón de reuniones, un pozo de agua potable, cisterna, reservas de diésel, gasolina y un espacio para aterrizaje de helicópteros. Asimismo, cuenta con una academia para capacitar a voluntarios que residan en zonas aledañas.

Cooperativa La Sagrada Familia
Cooperativa La Sagrada Familia (Suministrada)

“Convocamos a distintos voluntarios representantes de las comunidades a las que servimos para ofrecerles capacitación sobre el tema de manejo de emergencias en caso de que ocurra un nuevo evento. La iniciativa comenzó hace tres semanas y estamos muy contentos con el respaldo que ha recibido. Es un proyecto bandera que define lo que es nuestra cooperativa, la familia y nuestro compromiso de servir a la comunidad”, dijo.

Como planes a largo plazo, Alicea Sáez aseguró que desarrollarán iniciativas para que las personas alcancen sus metas y se atrevan a soñar.

“Trabajaremos nuestros proyectos para que evolucionen y estén más completos. Queremos apoyar el deseo que permitió el surgimiento de nuestra cooperativa. Aunque nuestros fundadores tenían muy poco, soñaron. Hoy, aspiramos a un país que continúe soñando”, puntualizó.

💬Ver comentarios