La iniciativa incluye diez destilerías, desde Mayagüez hasta Vieques, que reciben visitas y ofrecen recorridos guiados y degustaciones
La iniciativa incluye diez destilerías, desde Mayagüez hasta Vieques, que reciben visitas y ofrecen recorridos guiados y degustaciones (Suministrada)

Este contenido fue creado y pagado por el Gobierno de Puerto Rico para distribución en las plataformas de GFR Media BrandStudio. La unidad de Noticias de GFR Media no tuvo ningún rol en la creación de esta publicación.

De San Juan a Ponce y desde Mayagüez hasta Vieques, Puerto Rico cuenta con diez destilerías alrededor de la isla que son parte de la ‘Ruta del Ron’, que se promoverá este año con el propósito de dar a conocer esta bebida y utilizarla como atractivo turístico.

“La Ruta del Ron es una iniciativa dirigida a resaltar la industria del ron y atraer visitantes, de todas partes del mundo, así como de residentes de Puerto Rico. Con esta iniciativa apoyamos a los industriales del ron conocidos popularmente como roneros, mientras se fortalece la economía local. Es importante que todos apoyemos los rones producidos en la isla, de manera que los esfuerzos para convertir a la isla en la capital mundial del ron se fortalezcan”, señaló Manuel Cidre, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

“Queremos que, al igual que muchos compran pasajes a Napa Valley, en California, atraídos por sus viñedos y vinos, queremos que hagan lo mismo en Puerto Rico por la Ruta del Ron”, expuso Maité Jordán, directora del Programa Rones de Puerto Rico del DDEC, entidad cuya misión es promover el consumo de rones locales en el exterior, mayormente en Estados Unidos.

“Aspiramos a que, quienes nos visitan, conozcan que esta es una alternativa mientras están aquí en la isla”, continuó Jordán. “Para eso, debemos empezar a ser los primeros embajadores del ron puertorriqueño, reconocer que es algo valioso para nuestra cultura y economía”.

La funcionaria informó que el sector inyecta al año unos $450 millones a la economía de Puerto Rico mediante el arbitrio al ron que se vende en Estados Unidos. Desde el 1917, Puerto Rico participa del programa federal de reembolso del arbitrio al ron, en que de cada $13.50 de arbitrio por galón producido en la isla y vendido en los estados, el territorio recibe $13.25. Se trata de una política pública establecida por Estados Unidos, en Puerto Rico e Islas Vírgenes Estadounidenses, para ayudar a estos territorios a proveer servicios públicos esenciales, desarrollar proyectos de infraestructura y apoyar el desarrollo de la producción del ron y la industria azucarera. Una fracción del reembolso pasa al fisco de Puerto Rico y otro porcentaje se devuelve a las empresas productoras de ron.

Mientras más ron boricua se vende en Estados Unidos, mayor es el reembolso que recibe el gobierno de la isla. Por eso, el Programa Rones de Puerto Rico fue creado en 1948 para administrar los programas de publicidad y promoción para fomentar el consumo del ron y proteger su liderazgo en el mercado estadounidense. Las marcas de calidad producidas en Puerto Rico tienen que ser añejadas un año, como mínimo, por ley.

En cuanto a la ruta, las destilerías que se pueden visitar son: Casa Bacardí, en Cataño; Destilería Serrallés (que produce Ron Don Q), en Ponce; Hacienda Santa Ana (Ron del Barrilito), en Bayamón; Club Caribe, en Cidra; Trigo en Toa Alta; San Juan Artisan Distillers (Ron Pepón y Tresclavos), en Vega Alta; Destilería Coquí (Pitorro), en Mayagüez; La Destilería (Artesano y PitoRico), en Jayuya; Crab Island, en Vieques y Ron Boricua, en Caguas.

“La ruta estará delineada en un mapa con el detalle de cómo llegar a las destilerías, y disfrutar también de otros atractivos en el camino. Uno de los mayores esfuerzos de rotulación tendrá lugar en el aeropuerto, para que los pasajeros vean que tenemos ese atractivo para ellos”, anticipó la funcionaria.

Para dar a conocer la Ruta del Ron, el programa estará rediseñando su página web que permitirá al usuario acceder a información de cada destilería para buscar más detalles sobre sus productos, recorridos y otros ofrecimientos. Además, publicará el mapa en sus perfiles de redes sociales -que pueden encontrarse bajo el nombre Rums of Puerto Rico-, realizará recorridos con miembros de la prensa y esfuerzos promocionales y de medios en conjunto con la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) y la organización de mercadeo de destino (DMO, por sus siglas en inglés) Discover Puerto Rico.

“Para promover la iniciativa en los Estados Unidos ya comenzamos a visitar varios mercados, donde hemos hecho eventos en colaboración con Discover Puerto Rico con medios y les damos a conocer detalles de la Ruta del Ron, entre otros esfuerzos”, mencionó la portavoz.

De cara al futuro, la funcionaria aspira a continuar agregándole puntos de interés para impulsar el turismo interno y del exterior. “La ruta está abierta a recibir nuevas destilerías que surjan y demás paradas de interés”, reveló la directora del programa.

Abundó que la ruta se puede completar poco a poco, por áreas, visitando cada día dos o tres destilerías que estén ubicadas en la misma zona. “Sabemos que hay atractivos turísticos de camino a las destilerías que se pueden beneficiar. Queremos que la ruta crezca con restaurantes, atracciones turísticas y hospederías, para que sea una experiencia completa”, indicó Jordán.

La ruta tiene potencial de generar actividad turística. De hecho, antes del inicio de la pandemia en marzo de 2020, Casa Bacardí recibía casi 200,000 personas al año en su centro de visitantes en Cataño, donde se ofrecen recorridos, talleres de mixología y degustaciones de ron.

Ese impacto podría aumentar y distribuirse a otros puntos de la isla. En Ponce, por ejemplo, Destilería Serrallés ofrece un tour sobre su historia y elaboración en el Museo Castillo Serrallés, que antes era la mansión de la familia fundadora de la destilería y que ahora es uno de los principales atractivos turísticos de la zona sur. En Vega Alta, San Juan Artisan Distillers cuenta con recorridos por su plantación de caña de azúcar, su molino y su bodega.

“Queremos retomar el reconocimiento de Puerto Rico como la capital del ron. Tenemos una variedad de productos distintos y de calidad, que son parte de nuestra cultura y de la tradición de generaciones de familias dedicadas a su elaboración”, aseguró Jordán. Añadió que el esfuerzo no se limitará a la ruta, debido a que intenta hacer del local un embajador de ron promoviendo, como parte de los esfuerzos, recetas de tragos populares en que se sustituyen otros licores por el ron, bajo la iniciativa ‘Ronéalo’ o ‘Rum It’.

💬Ver comentarios