Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Imagen de 2015 que muestra a científico mientras miden la radiación solar en un campamento en Antártida. (Agencia EFE)

Madrid - El agujero de ozono está “anormalmente extenso y es uno de los más profundos al menos en el último lustro”, asegura a EFE el académico de la Universidad Pontificia de Chile, Raúl Cordero, que sostiene que esta situación está provocando un enfriamiento en la Antártida y retrasando las consecuencias del calentamiento global en el continente austral.