Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En Colorado, donde la venta legal de marihuana recreativa comenzó en enero de 2014, la producción de dióxido de carbono (CO2) por la industria de la marihuana llega a 2.6 megatoneladas al año, mientras que las minas de carbón generan unas 1.8 megatoneladas anuales. (GFR Media)

Denver - La “insaciable demanda” de una mayor cantidad de marihuana recreativa y medicinal en Estados Unidos, con ventas superiores a 13,000 millones de dólares anuales, ya produce más gases del efecto invernadero que las minas de carbón, revela un estudio nacional difundido este lunes por la Universidad Estatal de Colorado (CSU).

💬Ver comentarios