Un arruí del Zoológico Dr. Juan A. Rivero en Mayagüez.
Un arruí del Zoológico Dr. Juan A. Rivero en Mayagüez. (GFR Media)

La Fundación Salvemos al Zoológico Dr. Juan A. Rivero expresó esta tarde su preocupación ante la desaparición del arruí “Rayo veloz” que hoy cumple seis días desde que se escapó de su jaula en el parque recreacional, en Mayagüez, y que se cree que pudiera estar en algún lugar de la zona boscosa de ese municipio.

La portavoz de la organización, Lynette Matos, le pidió esta tarde al secretario de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado, que solicite la asistencia del Negociado de Manejo de Emergencia y Administración de Desastres (NMEAD) para ampliar la búsqueda del animal del que no se tienen pistas desde el pasado domingo.

“Durante el día de hoy, bajo recomendación de la Fundación, hablamos con Nino Correa y nos dijo que para él es tan importante la vida humana como la de un animal y que Manejo de Emergencias Estatal puede respaldar, pero lo cierto es que quien debe solicitar la ayuda es el jefe de Recursos Naturales al jefe de Manejo de Emergencias”, acotó Matos en entrevista telefónica con El Nuevo Día.

Cuestionada sobre si el secretario ya conoce de la posibilidad de requerir la asistencia del NMEAD, Matos respondió que sí. Al tiempo, añadió que se comunicaron directamente con el secretario auxiliar del Programa de Parques Nacionales, Gerardo Hernández, y con el administrador del zoológico.

El Nuevo Día solicitó una entrevista con el secretario Rafael Machargo Maldonado, pero al momento de esta publicación no se obtuvo respuesta.

“Se lo planteamos al director de Parques Nacionales, se lo planteamos al administrador del Zoológico, quien nos dijo lo mismo: que esto tiene que ser un acuerdo con el secretario. Nino (Correa) está en la mejor disposición de así hacerlo (brindar la ayuda para la misión de búsqueda). Pedimos que se unan todos los esfuerzos que tenga el gobierno para la búsqueda del animal”, demandó Matos.

La desaparición del animal mantiene al zoológico en alerta amarilla desde el pasado jueves ante el peligro “potencial” que representa para la población debido a que podría atacar a una persona si se siente nervioso o asustado.

“La última confidencia que recibimos fue el domingo como a las 6:40 a.m. y luego de eso nadie lo ha visto. El equipo de veterinarios y cuidadores revisó ayer el parque por todo el perímetro, pero no se ha dejado ver. No ha salido como otras ocasiones que las personas nos enviaban fotos o nos llamaban y esa parte nos preocupa”, manifestó Matos.

La última confidencia que recibió la Fundación ubicaba al animal en el área del albergue Villa Michelle y el camino Justiniano en el barrio La Quinta en el mencionado pueblo.

La experta señaló que tras seis días fuera de su jaula y sin los cuidados que recibía en el parque, el arruí “Rayo veloz” ya debe estar experimentando alteraciones a su dieta y su estabilidad emocional por no estar en el ambiente en el que fue criado.

Nos preocupa porque tenemos un animal que está acostumbrado a tener cuidadores y aunque tengamos 30 arruíes en el parque, nos sigue faltando uno. Además, por el cambio de dieta del animal, si se está hidratando o no. Personas han intentado cogerlo con soga, por más que hemos dicho que no lo hagan. Así que tampoco sé si es que alguien lo cogió y lo puso en su finca. Ayer estuvimos sobrevolando dos drones, pero la cantidad de vegetación no permite identificarlo”, explicó Matos.

La Fundación detalló que el arruí es un mamífero herbívoro con el aspecto de una cabra robusta, de cabeza alargada y patas macizas y cortas, que podría superar las 200 libras de peso en los machos adultos. Su piel es marrón pálida y cuenta con una larga melena que se extiende de la garganta al pecho. Sus cuernos tienen una inflexión hacia arriba y hacia atrás.

💬Ver comentarios