Boa constrictor capturada en San Germán. (Twitter)

Oficiales del Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) capturaron esta mañana una boa constrictor en una residencia en el sector Calabaza, kilómetro 1.4, en San Germán.

De acuerdo con el portavoz de la agencia, Joel Seijo, la serpiente mide unos seis a siete pies, pero una serpiente como esta puede medir hasta 14 pies.

La captura del animal estuvo a cargo de la Unidad Terrestre del Cuerpo de Vigilantes.

“Es una boa constrictor que es una especie exótica, pero que la mayor parte de las que hemos capturado ha sido en la zona de Mayagüez”, dijo Seijo.

De acuerdo a National Geographic, las boas son animales constrictores no venenosos que viven en zonas tropicales de América del Sur y Central.

“Al igual que sus primas, las anacondas, son excelentes nadadoras, pero prefieren permanecer en tierra seca, donde suelen refugiarse en troncos huecos y madrigueras de mamíferos abandonadas. Sus mandíbulas tienen una hilera de dientecillos ganchudos para atrapar y sujetar a su presa mientras la rodean con su musculoso cuerpo y aprietan hasta sofocarla. Las boas se alimentan de prácticamente cualquier animal que consigan atrapar, como aves, monos y jabalíes. Sus mandíbulas se pueden estirar ampliamente para tragar presas grandes de una sola pieza”, explica el portal del canal de televisión.

Las boas constrictores pueden medir entre 13 a 14 pies y pesar más de 100 libras. Además, su ciclo de vida promedia los 25 a 30 años, según National Geographic.