El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales investiga y explica los efectos dañinos de este tipo de práctica en los cuerpos de agua de Puerto Rico.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) confirmó hoy, martes, que el río Sabana tiene una concentración “significativa” de químicos debido al uso de detergentes en el charco Las Pailas, que ubica en el barrio Sabana, en Luquillo.

A principios de agosto un grupo de personas utilizó un producto para generar espuma en el charco para resbalar mejor entre las rocas. Este incidente se volvió a repetir el domingo pasado.

El gerente de la División de Calidad de Agua del DRNA, Ángel Meléndez Aguilar, confirmó a El Nuevo Día que los resultados preliminares del muestreo de agua que se realizó en el charco el pasado 13 de agosto revelaron que el agua que discurre en el área baja del río tiene altos niveles de nitrógeno, lo que podría dar paso a un daño considerable en la flora y fauna de ese ecosistema.

“Los datos preliminares que tenemos están arrojando que, en efecto, hay una concentración que está por encima de lo permitido de acuerdo al Reglamento de Estándares de Calidad de Agua de Puerto Rico”, afirmó el funcionario vía telefónica.

“En términos numéricos, lo que estamos viendo es que la concentración de nitrógeno total es significativa. Eso es tanto en la concentración que se vio como en términos de correlacionar los daños. Hay otro factor que no tenemos aquí para poder decir si hubo daño inminente o no, pero sí es una cuantía bien significativa”, abundó.

Tanto en la primera ocasión con el detergente como en el más reciente suceso del pasado fin de semana, agentes del Cuerpo de Vigilantes acudieron al lugar, al próximo día, para realizar muestras de agua en la formación del río, a mitad del trayecto y río abajo.

Sin embargo, el único resultado disponible, de forma preliminar, corresponde al primer incidente.

Ambos fueron reportados a través de redes sociales y generaron discusión pública, pero usuarios y vecinos del lugar insistenten que no es la primera vez que personas utilizan jabón o detergente para “recreación” en el charco.

Ante eso, Méndez Aguilar adelantó que la agencia está diseñando un plan de vigilancia para implementar en el charco Las Pailas, de modo que se puedan identificar a personas que realicen estos actos, y que puedan ser procesadas criminalmente.

“Estamos trabajando en un posible plan de vigilancia en el lugar con el cuerpo de vigilante y, a su vez, estamos trabajando a ver de qué forma podemos orientar a la ciudadanía, a través de unos rótulos informativos en el área. Estamos comenzando desde hoy empezar a trabajar eso. Todavía no tenemos una versión final, pero estamos trabajando porque entendemos que hay que seguir orientando a la ciudadanía en cuanto al uso de detergente u otro químico, en el cuerpo de agua”, sostuvo Méndez Aguilar.

Abundó que el plan de vigilancia, por ahora, sería ejecutado por el DRNA, pero no descartó unir esfuerzos con el Municipio de Luquillo y el gobierno estatal.

Por su parte, la subgerente del Área de Calidad de Agua del DRNA, Wanda García Hernández, recordó que el impacto adverso en este ecosistema no se puede subestimar, puesto que, aunque no se vean efectos inmediatos en peces o vegetación, sí pudieran identificarse a largo plazo.

Mencionó la mortandad en peces o la sobreproducción de plantas como algunos de los efectos que pudieran identificarse como efectos de los altos niveles en nutrientes o químicos.

Necesitamos la conciencia en el país de que estos son nuestros recursos. Son nuestros. Es una cosa tuya y lo tuyo tú lo proteges, no lo dañas. Lamentablemente, hay personas inescrupulosas que, aunque vengan de otro país, tú no vienes de otro país a dañar lo que hay en el país que tú viniste a visitar, porque la próxima vez que venga pues no están”, manifestó.

Ambos funcionarios exhortaron a la población a que llame al Cuerpo de Vigilantes si identifica cualquier acto que pudiera poner en riesgo la salud ambiental o estabilidad de un ecosistema natural. El número a llamar es el (787) 230-550. También puede llamar al Sistema de Emergencias 9-1-1.

El charco Las Pailas se suple del río Sabana, que rodea el Bosque Nacional El Yunque y desemboca en el mar. Su alteración natural por el uso de químicos pudiera afectar, no solo las aguas en el río, sino también la costa del mar en el que desemboca.

💬Ver comentarios