Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Esta abeja está clasificada como una especie vulnerable, aunque no ofrece una estimación del número actual de ejemplares. (EFE)
Esta abeja está clasificada como una especie vulnerable, aunque no ofrece una estimación del número actual de ejemplares. (EFE)

La abeja más grande del mundo desapareció en 1981 sin dejar rastro, cuando el entomólogo Adam Messer la avistó por última vez en un bosque lluvioso de Indonesia.

💬Ver comentarios