Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El asteroide Chelyabinsk, que explotó en 2013 sobre cielo ruso tras atravesar la atmósfera, hirió a más de mil personas y dejó grandes daños materiales. (Universidad Urales)
El asteroide Chelyabinsk, que explotó en 2013 sobre cielo ruso tras atravesar la atmósfera, hirió a más de mil personas y dejó grandes daños materiales. (Universidad Urales)

Barcelona - Desviar un asteroide lanzando un proyectil para desviarlo de su órbita y evitar un choque contra la Tierra sería factible dependiendo de su composición, densidad y estructura interna, según un estudio del español Instituto de Estudios del Espacio (IEE-CSIC).