Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El caparazón del fósil hallado es del tamaño de un auto. (Archivo/Shutterstock)
El caparazón del fósil hallado es del tamaño de un auto. (Archivo/Shutterstock)

Un grupo de científicos halló los fósiles de una tortuga gigante que perteneció a la prehistoria. Es tan grande que su caparazón es del tamaño de un auto, revelaron.

Esta especie de reptil pesaba más de 2,425 libras. Vivía en lagos y ríos de agua dulce en norte de Sudamérica hace entre 7 y 13 millones de años, publica Sputnik.

El caparazón que encontraron mide 8.2 pies. Además se recuperó la mandíbula inferior del animal, con lo que se pudo determinar cuál era su tipo de alimentación.

"Es una de las tortugas más grandes, si no la más grande que haya existido", dijo el autor principal del estudio, Marcelo Sánchez, de la Universidad de Zúrich.

Estos fósiles recientes fueron encontrados en el desierto colombiano de Tatacoa y en Urumaco, en Venezuela. 

"Los individuos más grandes de la especie tenían el tamaño y la longitud de un automóvil sedán, si tenemos en cuenta la cabeza, el cuello, la concha y las extremidades", explicó el paleontólogo Edwin Cadena, de la Universidad del Rosario en Bogotá.

Asimismo, indicaron que "los dos tipos de conchas indican que existieron dos sexos de Stupendemys: los machos con conchas con cuernos y las hembras con conchas sin cuernos", explicó Sánchez.

Pero su enorme tamaño no ponía a salvo a esta especie de tortugas de los depredadores.  De hecho, a uno de los fósiles recientemente hallados se le encontró el diente de un caimán incrustado.