Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

(GFR Media)
(GFR Media)

Madrid - Las pruebas de bombas nucleares durante la Guerra Fría pueden haber cambiado los patrones de lluvia a miles de kilómetros de los lugares de detonación, según un estudio que se publica en la revista Physical Review Letters.