Un técnico farmacéutico sostiene un tratamiento con anticuerpos monoclonales que se mantiene en almacenamiento refrigerado. (The New York Times)

Por Katie Thomas y Rebecca Robbins