Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Imagen de un microscopio de electrones que muestra el  SARS-CoV-2 (amarillo) emergiendo de la superficie de las células (azul y rosa) tras ser cultivado en un laboratorio.
Imagen de un microscopio de electrones que muestra el SARS-CoV-2 (amarillo) emergiendo de la superficie de las células (azul y rosa) tras ser cultivado en un laboratorio.

Por Claudia López Lloreda / Estudiante doctoral de Neurociencia 

En todo el mundo, los pacientes recuperados de COVID-19 ya sobrepasan los 240,000, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Puerto Rico, hasta ayer, se han confirmado 452 casos positivos. Estos pacientes que se recuperaron una vez se preguntarán: ¿podría darme COVID-19 otra vez?

La reinfección es algo muy común en las enfermedades causadas por los virus. Por ejemplo, virus que mutan con mucha frecuencia, como la influenza o el catarro, pueden dar varias veces al año. Debido a la naturaleza cambiante de estos virus, el sistema inmunológico no los puede “recordar” y, cuando vuelven a infectar a una persona, sus defensas no pueden atajarlos a tiempo.

Sin embargo, para ciertos virus que mutan con menor frecuencia, como por ejemplo la varicela, las personas pueden desarrollar inmunidad.

La primera vez que una persona es infectada, el cuerpo desarrolla una respuesta de la cual luego se recuerda. Y, si en un futuro el mismo virus vuelve a atacar el cuerpo, el sistema inmunológico lo reconoce como algo que ya sabe atacar. Esta inmunidad es una manera de entrenar el cuerpo para batallar contra enfermedades.

Ahora, muchos se están haciendo la siguiente pregunta: ¿podré desarrollar inmunidad en contra del virus que causa COVID-19? Dado que este virus surgió solo meses atrás, la ciencia todavía no entiende cómo el cuerpo respondería a una reinfección en la misma persona.

Estudios arrojan pistas

Existen algunos reportes y anécdotas de reinfección que pueden dar pistas. Por ejemplo, estudios científicos indican que pacientes recuperados (dados de alta y habían dado negativo al virus), en China y Corea del Sur, volvieron a dar positivo al virus después de varias semanas de haberse recuperado. Hay muchas posibles razones para estos resultados, incluyendo errores en las pruebas, que el virus se puede quedar en el cuerpo mucho tiempo o que estos pacientes fueran reinfectados.

Sin embargo, esto no parece ser la norma. El número de personas que se cree ha sido reinfectado es muy bajo, lo cual sugiere que, por lo general, las personas no son vulnerables a la reinfección.

Un estudio reciente, llevado a cabo en China, intentó descifrar si una persona se puede infectar más de una vez con el coronavirus. Para lograrlo, utilizaron monos rhesus como modelo animal, pues el sistema inmunológico de estos animales es muy parecido al de los humanos.

Los científicos en China infectaron los monos conel virus SARS-CoV-2 causándoles la enfermedad de COVID-19. Luego de recuperarse, los infectaron una segunda vez con el mismo virus y vieron que los monos no se reinfectaron. Los autores del estudio creen que la respuesta desarrollada ante la primera infección los protegió de la segunda.

Aunque estos resultados son muy preliminares y el número de animales estudiados fue muy pequeño, sugieren que los monos reinfectados desarrollaron inmunidad ante el virus que causa COVID-19, algo que podría suceder en humanos.

Al día de hoy y con la pandemia en proceso, todavía se necesita determinar si los casos en los que las personas salen positivo en una segunda ocasión son debido a fallas de las pruebas diagnósticas.

Más allá, va a ser necesario estudiar el nivel de inmunidad (podría ser parcial o completa) y, de ser posible, cuanto duraría. Estudios sobre la inmunidad ante otros virus señalan que el nivel de inmunidad también podría depender de cuán severa fue la infección inicial.

La ciencia tiene aún que descifrar las complejidades de la inmunidad al SARS-CoV-2 en humanos para poder desarrollar los mejores tratamientos posibles. Sin embargo, toda la información que está descubriéndose durante la pandemia ayudará a los científicos a crear una vacuna que estimule el cuerpo humano a desarrollar inmunidad ante el virus.

La autora es estudiante doctoral de Neurociencia en la Universidad de Pensilvania y miembro de la red de Ciencia Puerto Rico.